miércoles, 8 de marzo de 2017

Otra versión de la Bella y la Bestia/ O 'Fearless girl' en Wall Street

"Niña sin miedo" (Fearless girl), 2017, escultura de Kristen Visbal 
La estatua de una niña desafiante fue colocada frente al 'Toro que embiste' (Charging Bull), símbolo del empuje capitalista (véase en el presente blog, la entrada: "El toro de Wall Street", del 7 de octubre de 2011), en el distrito financiero de Manhattan, en el estado de Nueva York. La estatua de la chica representa en primera instancia, un recordatorio a los ejecutivos de finanzas de Wall Street, para que abran las puertas de su Club de Tobi y admitan mujeres en las altas finanzas. Pero también, la chiquilla ante el buey recuerda el relato de la Bella y la Bestia en cuanto a que en la condición humana no basta con los valores superficiales de la mera apariencia (la acaudalada Bestia encerrada en lujoso castillo/Trump bufando en su Torre dorada); en este caso, no basta con regirse en la vida únicamente por criterios pecuniarios. A la codicia salvaje (greed is good!), propia de gandayas bestiales, se opone así, el gesto de desafío de un ser humano en desarrollo, frágil -ejemplificado por una niña; el concepto de género es clave-, pero sin los vicios y manías de los adultos que han hecho de la persecución  del dinero (¡a embestir, macho!), con toda su carga patológica despiadada y brutal, el único y exclusivo valor a considerar en la sociedad contemporánea.
Adviértase la postura resuelta de la infante y la mirada limpia, honesta, de quien concibe el dinero como medio no como un fin. A los pies de la estatua , la artista Kristen Visbal colocó un sello donde se lee: "Reconoce el poder de la mujer en su capacidad de liderazgo" (Know the power of woman in leadership).  La figura en bronce de "La niña sin miedo" (Fearless girl) fue situada frente al "Toro que embiste" (Charging Bull), justo el Día Internacional de la Mujer, del presente año 2017.