martes, 31 de octubre de 2017

lunes, 30 de octubre de 2017

domingo, 29 de octubre de 2017

sábado, 28 de octubre de 2017

jueves, 26 de octubre de 2017

miércoles, 25 de octubre de 2017

martes, 24 de octubre de 2017

lunes, 23 de octubre de 2017

A dangerous clown

Caricatura de Carter Goodrich

Impulso (o pulsión) de muerte

Ilustración de Frank Drawgood
-Ser o no ser

Batuta


Históricamente la regó

Fuente de Lenin, por el escultor Bartosz Sydlowski,  en Polonia

jueves, 19 de octubre de 2017

¿Seguir el modelo transhumano de "belleza"?

El discurso tecnocienitificista del cuerpo

Los órganos, hoy protagonistas de la escena, han tomado la delantera con respecto al cuerpo como imagen unificada. La piel, traspasada por los rayos X, los ultrasonidos, las tomografías, las resonancias magnéticas, ya no es una barrera; ha cesado de ser el eje de articulación de la dicotomía interior-exterior. El interior, está ahora al mismo tiempo afuera. Así la tecnociencia (sobre todo, el discurso médico especializado, de rompecabezas anatómico) revitaliza los fantasmas de la fragmentación corporal estructuralmente presentes en los seres humanos.
La operación de abolición del cuerpo (ahora virtual, esto es, ausente), objetivo de los fantasmas tecnocientíficos, difícilmente logrará suprimir el cuerpo gozante, parasitado por el lenguaje.
Los fenómenos corporales anormales no son exclusivos de las psicosis, ya que el neurótico tampoco tiene una relación normal y armoniosa con su cuerpo: lo que es normal, es más bien que el cuerpo no se sostenga en su visión unitaria. Ciertamente el cuerpo es inconsistente y la angustia se convierte en una especie de detector de experiencias fragmentarias con imágenes siniestras (proporcionadas de manera abundante por el cine y las series de TV como Walking Dead Game of Thrones) donde el paradigma es la castración (impotencia) mediante decapitación o mutilación.
La unidad del cuerpo no se deriva de ninguna evolución biológica del organismo, sino de una identificación con una imagen encontrada en el semejante (es por la imagen que el cuerpo toma forma; lo cual empero, no puede ocurrir sin la intervención del lenguaje, ya que  dicha imagen no se puede construir como identificación sin el apoyo del significante del Otro. Por ejemplo, la madre pone al niño frente a su imagen y mirándolo dice: "Mira qué hermoso eres; qué fuerte; qué grande; qué listo, etcétera”. Es decir, lo que permite la identificación del niño con la imagen que percibe de sí mismo, son las palabras del Otro. Pues el niño en ese momento de su constitución subjetiva, vive una realidad caracterizada por múltiples sensaciones orgánicas sin ninguna unidad: es la experiencia de un cuerpo fragmentado. Es como si sus miembros no le pertenecieran, como si fuera un conjunto de sensaciones orgánicas caóticas). La captura imaginaria que da nacimiento a la unidad del cuerpo, reemplazará la fragmentación original del organismo. Sin embargo, dicha sustitución no está nunca totalmente terminada, pues la unidad se ve amenazada en momentos de crisis, de angustia, en casos de psicosis, que producen la visión fragmentada del cuerpo: soy salud (de ahí la hipocondria) ; soy músculos (de ahí la vigorexia); soy alimento (de ahí la anorexia); soy boca (de ahí la bulimia); soy disciplina y castigo corporal, etcétera. (...)
 -El cuerpo en la era de la tecnociencia, X. Castro et al

miércoles, 18 de octubre de 2017

Cybernetics + Organism=CybOrg Transhumano

Legado androide (Android legacy: soul of a new machine)/Ilustración de Oliver Wetter

Mud(irect)o(r)


martes, 17 de octubre de 2017

viernes, 13 de octubre de 2017

Por fin, los cuicos gringos, se preguntan sobre la figura del padre como móvil del asesino de Las Vegas(como se indicó aquí antes)



Father’s History Could Offer Insight Into Mind of Las Vegas Gunman/ La historia del padre puede dar una visión reveladora sobre la mente del francotirador de las Vegas

Findesemanía octobreando sabroso

Es vienes y don Venus lo sabe


Visitanteo


jueves, 12 de octubre de 2017

martes, 10 de octubre de 2017

lunes, 9 de octubre de 2017

Avidez

Cartón de Miroslav Barták

miércoles, 4 de octubre de 2017

Mas si osare...


N(RA)ecrófilos


Paddock padre y Paddock hijo/ "Apuesto a que lo vengo"/Psicohipótesis provisional


Papá Paddock
Así como en el caso de la matanza de niños en la escuela primaria Sandy Hook, perpetrada por el joven Adam Lanza, su relación clave era con la figura materna (mediante el buscador de esta misma blogonave, recupérese y léase la psicohipótesis: "La matanza en la escuela Sandy Hook", del 21 de diciembre de 2012), así ahora en el caso de la matanza de Las Vegas perpetrada por Stephen Craig Paddock (Iowa, 1953-Las Vegas, 2017) su relación clave era con la figura paterna. 
A reserva de lo que declare la novia del asesino (dos veces divorciado, no quiso tener hijos), hasta el momento se ignora por qué el francotirador Stephen ejecutó la masacre en Las Vegas. Sólo se sabe cómo. Pues Paddock planeó el crimen con toda calma y detalle  (no sólo se le encontraron 47 armas de alto poder sino dispositivos técnicos -bump stocks-para convertir rifles de asalto en ametralladoras automáticas; montó además un sistema de cámaras de circuito cerrado en su habitación y pasillos del hotel donde se alojó; introdujo en el Mandalay Bay, rifles de asalto en maletas enormes, una por una). 
El asesino a sangre fría, Stephen Paddock, de 64 años, era un agente de bienes raíces millonario ya retirado con un solo vicio: la ludopatía. El mismo que padecía su padre, Benjamin Paddock, a quien apodaban (entre otros muchos alias) el Bingo Bruce. Stephen fue el primogénito de los cuatro hijos que tuvo papá Paddock (un verdadero caballo salvaje sin potrero que lo contuviera/ paddock en español significa "potrero"), toda una fichita acostumbrada a vivir a salto de mata que, sin embargo, encontró tiempo para casarse y formar familia con una tal Irene (luego, Dolores). Stephen tenía 7 años cuando papá Paddock fue arrestado por el FBI, acusado de robo de autos y asalto de bancos a mano armada. Y aunque fue llevado aparte, fuera de la casa familiar, Stephen se dio perfecta cuenta de la captura de su padre. No así sus otros tres hermanos aún bebés, a quienes se les contó la versión de que su padre había sufrido un accidente. Más tarde, Stephen tenía 15 años cuando papá Paddock se fugó de prisión y el FBI difundió por todo el país, el cartel de "Se Busca":
(amplíese y léase el subrayado) 
Todo primogénito quiere y admira, así sea de manera inconsciente, a su padre, es su gran modelo masculino (papá Paddock medía por cierto, 1.93 metros de estatura: Big Daddy). ¿Cuál fue la relación entre padre-hijo en esas circunstancias de cárcel y fuga? Cuando el adolescente Stephen vio a su padre en los pósters que pegaba el FBI en todas las ciudades importantes, ¿se sintió avergonzado, escandalizado, deprimido? ¿O acaso Stephen se sintió feliz porque papá Paddock había burlado a la policía y se había fugado? ¿Dónde estaría ahora papá; cuándo volvería a verlo Stephen? Pero papá Paddock fue recapturado en 1978, según se lee en un recorte de periódico (Stepehen tenía entonces 25 años):
 https://everipedia-storage.s3.amazonaws.com/NewlinkFiles/17038090/78804___/screenshot-of-a-newspaper-column-regarding-benjami.jfif
Papá Paddock fue de nuevo a prisión. El primogénito Stephen debió de sentirse descorazonado: ¿cómo ayudar a papá Paddock ahora? ¿Cómo podía el joven Stephen honrar y vengar al padre? ¿Cuánto tiempo puede un hijo guardar rencor contra quienes -en este caso, la policía- dañaron, disminuyeron la figura paterna y desmantelaron su familia? Stephen debió de releer el periódico: ¿dónde fue arrestado papá Paddock? Por cierto, ¿le agradaba o le disgustaba al padre la música country?
Stephen Paddock, hijo