miércoles, 22 de noviembre de 2017

Ronda


Entre tutús


¿Le conviene a Putin un presidente mexicano maduro?/Hackers en el horizonte

 ¿Intervendrá Rusia en las elecciones de México?
-Leo Zuckermann  
Cada vez es más evidente que Rusia utiliza todo tipo de herramientas relacionadas con  internet para intervenir en los procesos electorales de países occidentales. De acuerdo con el último número de la revista The Economist, los rusos utilizaron las redes sociales para influir en el voto sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) y en el referéndum independentista de Cataluña. En su momento, también apareció información sobre una posible intervención rusa en las elecciones de Francia, Alemania y los Países Bajos. Súmese a eso el caso más conspicuo de todos: el de Estados Unidos para apoyar la campaña del hoy Presidente, Donald Trump. Es por eso que muchos nos preguntamos si el gobierno de Vladimir Putin también intervendrá o no en las próximas elecciones de México.
El pasado 24 de octubre, en su editorial de El Universal, Javier Tejado reveló que existe preocupación por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) de posibles hackeos de sus sistemas informáticos. Resulta muy sospechoso, por ejemplo, lo que está ocurriendo en el sitio votoextranjero.mx. A diferencia del pasado, ahora los mexicanos residentes en el extranjero pueden registrarse para votar en las próximas elecciones presidenciales a través de ese portal. De acuerdo con reportes del INE, extrañamente el mayor número de accesos para registrarse viene de computadoras localizadas en San Petersburgo. Se trata, como afirma Tejado, de una anomalía muy sospechosa dado que en esa ciudad se encuentran “los principales hackers y una importante cantidad de granjas de bots”.
Las autoridades del INE no están preocupadas por el tema del voto en el extranjero, ya que realizarán una auditoria para rechazar a falsos mexicanos. “Lo que sí les preocupa es que puedan alterar, la noche de la elección, la página del programa de resultados preliminares (PREP) o la que lleva los cómputos distritales. Afectar estas páginas sí pondría en duda y hasta en riesgo el resultado de la elección de 2018”, dice Tejado citando a su fuente del INE.
Los técnicos del instituto ya están trabajando para evitarlo. No obstante, como el mismo Tejado reconoce, hay otras maneras de que un país pueda intervenir en los comicios de otro, aparte del consabido hacking. Como vimos en el caso de Estados Unidos, Gran Bretaña y Cataluña, pueden contratar publicidad en redes sociales (Facebook y Twitter) para influir en la elección o generar noticias falsas que circulen mucho gracias a granjas de bots encargadas de ello.
Desde luego que no vamos a ir a preguntarle a los rusos si van a intervenir o no. Ellos lo van a negar. Es tan ridículo como cuando Trump dice que una y otra vez le ha preguntado a Putin si participaron en la elección estadunidense y que el Presidente ruso siempre lo ha negado. ¡No hombre! ¿Pues qué quería que le contestara? “Fíjate Donald que efectivamente te echamos una mano con todo tipo de prácticas ilegales e inmorales para que tú fueras Presidente porque eres un cretino que le vas a hacer un daño enorme a tu país y eso geopolíticamente nos conviene”. ¿Verdad que no le va a confesar eso?
La semana pasada, Pascal Beltrán del Río entrevistó a Serguéi Lavrov y le preguntó sobre si les preocupaban las elecciones mexicanas del año que viene. El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia aprovechó para negar cualquier posible interferencia de su país: “Es un asunto exclusivamente interno de México. Vamos a desarrollar las relaciones con el Presidente elegido por el pueblo mexicano. A este respecto, quisiera recordar las palabras de Benito Juárez, gran estadista político y héroe nacional de México: ‘El principio de no intervención es una de las primeras obligaciones de los gobiernos, es el respeto debido a la libertad de los pueblos y a los derechos de las naciones’. Éste es el enfoque que Rusia ha venido apoyando sistemáticamente”. Claro, claro…
Entonces, ¿va a respetar el gobierno ruso las elecciones mexicanas?
Pues depende. Si Rusia piensa que es útil desestabilizar a México como parte de su estrategia de debilitar a Occidente, en particular a Estados Unidos, no tengamos duda que, por más juarista que sea Lavrov, van a poner en práctica todas las mañas que han implementado en otras naciones. En este sentido, qué bueno que el INE esté preocupado y ocupado por un posible hackeo. Pero también habrá que estar muy pendientes para ver si Rusia echa a andar campañas de noticias falsas o de propaganda a favor de cierto candidato, como lo han hecho ya en otros países. Ojalá que no, pero no lo descartemos sólo porque a algunos les suena a paranoia chiflada.

martes, 21 de noviembre de 2017

Lo que bien se aprende...


El cascanueces

El padrino Drosselmeier
Maria
Ilustraciones de Artuš Scheiner

lunes, 20 de noviembre de 2017

domingo, 19 de noviembre de 2017

De oferta


Independientes

Villa en la silla presidencial el 4 de diciembre de 1914; a su lado, Zapata 
  Pancho Villa- Que primero tenemos que juntar 800 mil firmas

sábado, 18 de noviembre de 2017

"Por eso las matan", porque todas son "imprudentes" como Su Excedencia


La fama de mentiroso serial del cardenal Juan Sandoval obliga a exigirle que documente su dicho: ¿qué autoridades de Ciudad Juárez, de qué nivel, bajo el mando de quién, en qué sexenio o trienio realizaron "el experimento" del policía "joven, bien parecido vestido de civil" ligando en un Grand Marquís? ¿Quién concibió y cuándo -en qué fecha- ordenó llevar a cabo dicha "estrategia"? ¿Cuál era el objetivo, qué pretendía demostrar: que se vale asesinar a las mujeres que acepten ligar con "jóvenes bien parecidos"? De ser cierto el cuento del experimento que menciona Su Excrecencia, ¿qué hicieron entonces las autoridades policíacas de Ciudad Juárez para combatir los feminicidios, luego de llevar a "40 muchachas a la Presidencia Municipal" y exhibirlas como "imprudentes" copilotos de "cualquiera"?
Habituado a propalar infundios, sabiéndose impune, el cardenal miente a sabiendas. Porque su conciencia, entrenada en la más feroz misoginia, le dicta propagar el retruécano machista: "a las mujeres las matan por putas y por putas merecen que las maten". Es decir, acosados sexualmente por las mujeres ("se me trepan al Grand Marquís, padrecito, no sé qué hacer") a los caballeros no les queda más remedio que salvar su propia virginidad y honra, violando ("no es nada personal, lo hago por instinto") y matando en defensa propia a las mujeres. La lógica machista es impecable. Más si proviene de un príncipe de la Iglesia católica, presto a culpar a Eva y la serpiente. Adán, en su Grand Marquís, es inocente.(MFM)

viernes, 17 de noviembre de 2017

jueves, 16 de noviembre de 2017

miércoles, 15 de noviembre de 2017

El machómetro no registra 'el período': 2 reflexiones 2

"Tengo la regla" hay que decirlo más

Porque esto no significa comunicar que "estoy sangrando", sino que no es nada malo hacerlo

15 NOV 2017
Si te paras a pensarlo, el tema de la menstruación tiene todos los elementos para que alguien con tendencia conspiranoica lo considere el mayor complot mundial jamás orquestado: la mitad de la humanidad, durante unos 40 años de nuestra vida, tenemos la regla una vez al mes. Pero todo el mundo se ha puesto de acuerdo para no hablar de ello en voz alta.

Así, en vez de nombrarlo con las palabras adecuadas, nos hemos inventado eufemismos como “mis días”, “estar mala” o cosas tan locas como “la amiga comunista” o "mi amiga la sangrona". También vemos anuncios en los que se utiliza líquido azul para comprobar la absorción de una compresa, en vez de usar el color rojo de la sangre. Y las mujeres hacemos verdaderos esfuerzos por esconder en la manga un tampón de camino al baño cuando estamos en el trabajo. No creo que sea una conspiración mundial, pero está claro que invisibilizamos la regla en nuestro día a día.
 Sí, “tengo la regla” hay que decirlo más. Y no porque te apetezca transmitir a tu entorno cómo estás sangrando en ese momento, sino porque ¡oh, sorpresa! es algo natural, no es malo y continúa usándose como símbolo de debilidad de las mujeres. Y no estamos hablando ya de lugares como Nepal, donde supone la separación de las niñas de la vida pública. Recuerdo al típico graciosete del instituto que cogía las compresas de las chicas y hacía bromas mientras ellas (nosotras) nos sentíamos humilladas y avergonzadas.
 Afortunadamente, las mujeres más jóvenes -las millennials- están empezando a enfrentarse a este tabú. Un ejemplo: Yuya es la youtuber que más seguidores tiene a nivel mundial. Casi 20 millones de personas están suscritas en su canal principal (tiene varios). Su video sobre cómo la copa menstrual le ha cambiado la vida, se ha visto más de 6 millones de veces. Y no es el único que acumula cifras parecidas. Dale al play e imagina si sería posible haber visto algo así en la televisión cuando tenías su edad.

Lena Dunham, la creadora y protagonista de la serie Girls, sufre endometriosis. En sus apariciones públicas y en sus redes se encarga de visibilizar esta enfermedad que afecta a una de cada diez mujeres y de la que hasta hace poco apenas se hablaba. Por cierto, la minimización de los dolores hace que el diagnóstico de esta enfermedad pueda retrasarse durante años. Ahí va otra batallita: la primera vez que fui al ginecólogo le conté que me dolía mucho la regla. Su respuesta fue: “Tú quieres que te recete la píldora ¿no?”. Yo realmente no quería, así que no me la recetó. Pero me fui a mi casa con los mismos dolores.

Esa normalización por parte de las más jóvenes ha permitido que la regla se cuele en las redes sociales. La artista Cinta Tort - Zinteta, en Instagram - suma miles de seguidores. El objetivo de su trabajo es intentar que la gente acepte su cuerpo tal cual es. Con la regla incluida, claro. Sus imágenes llevan el hashtag #ManchoYNoMeDoyAsco.
 La misma red social censuró hace dos años la fotografía de una poetisa canadiense en la que se veía a una chica con una mancha de sangre en el pantalón. Fue una de las primeras reivindicaciones públicas masivas en redes sobre la menstruación. Este video de una marca de compresas fue aplaudido por utilizar líquido rojo en vez de azul. La sangre, por otra parte, no parece un problema en otros contextos. Como preguntaba la directora y actriz Leticia Dolera a su colega Nacho Vigalondo: “¿por qué a muchos hombres no les inquieta ver sangre a borbotobnes en películas de guerra, policíacas o de terror, pero les inquieta muchísimo la sangre de la regla?”.
 Hay ejemplos que dicen que vamos avanzando, aunque a pasos pequeñitos. Hace unas semanas, en Canarias eliminaron el IVA a los productos de higiene femenina, una reivindicación que ha crecido en los últimos años. Italia abrió el debate en Europa al plantear el derecho a un permiso menstrual pagado en el trabajo. El entorno laboral es uno de los más hostiles a la hora de hablar de la regla con naturalidad. Imagina el momento en el que haya tampones en los baños del trabajo y no tengas que pedírselos a una compañera con más disimulo que si estuvieras comprando droga.
 “En general en los baños de las empresas hay seda dental y enjuague bucal. En muchas ocasiones, una cestita con desodorante, laca, quitamanchas, kit de aguja e hilo. Y una máquina expendedora de compresas y tampones. Es gratis. Pasa tanto en Google como en Facebook y Twitter. En la nueva sede de Apple también estaba en una máquina expendedora pero que no lo parecía, estaba integrado en la pared del baño”, explica Rosa Jiménez Cano, corresponsal de El País en Silicon Valley.

Hormonalmente, las mujeres no somos lineales, sino que tenemos etapas. Negar los efectos de cada una porque no es natural hablar de ello, hace que nos enchufemos espidifen e ibuprofenos una vez al mes para intentar que no afecte en nada a nuestro día a día. Lo que se comenta menos es que la segunda etapa del ciclo, cuando tenemos los niveles de estrógenos a tope, también puede hacerte más productiva y darte esa sensación de que puedes con todo. De nuevo, otra vez la idea de debilidad. Tanto que, como dice la educadora menstrual Erika Irusta, a la fase premenstrual la hemos acabado llamando “síndrome”, como si fuera una enfermedad cuando sólo es una etapa. Ella lleva intentando desde hace años hacer pedagogía con el tema, a través del proyecto El camino de rubí y de la comunidad cerrada Soy1soy4.

“De acuerdo, de acuerdo, me parece muy bien, pero ¿de verdad hace falta hablar de ello en público?” Me adelanto a tu pregunta, querido comentarista de este artículo. Piénsalo así: si te parece muy bien ¿de verdad hace falta callarlo? ¿Cómo es posible que todas las mujeres que conoces tengan la regla y no sepas nada o tan poco sobre ella? ¿Podrías definirla?
*******************************************************
LA HISTORIA DETRÁS DE
Por qué empezamos a considerar la regla algo sucio 
"Aun estando basada en algo biológico, no deja de ser una construcción social"

Virginia Mendoza, 15nov2017 

Una mano extrae un tampón ensangrentado. A la imagen, que es de 1971, se la ha considerado la primera muestra de arte menstrual. A su autora, Judy Chicago, pionera del arte feminista. Gioconda Belli, en la misma época, dedicó un poema a la que llamó "la enfermedad de las mujeres". No fueron hechos aislados.

Las feministas de la segunda ola, que se produjo durante las décadas de los sesenta y los setenta, reivindicaron el cuerpo de la mujer y sus procesos. Lo hicieron, especialmente, desde el Colectivo de Mujeres de Boston, que publicó el libro Nuestros cuerpos, nuestras vidas. Aunque hoy se visibiliza la regla desde el arte y a través de las redes sociales, se sigue silenciando en el ámbito personal, especialmente cuando hay hombres cerca. Ya no es una maldición, pero sigue arrastrando vergüenza.
La menstruación como algo sucio, impuro, tóxico, contaminante, ha sido una constante en tantos lugares y durante tantos siglos que podría parecer universal, pero no lo es: "Cómo percibimos la regla es algo claramente cultural. No deja de ser una construcción social, aun estando basada en algo biológico. Aún es un gran tabú para nosotras", aclara Noemí Villaverde, autora de Una antropóloga en la luna.
Un vistazo a la historia nos demuestra que el temor a la regla podría incluso estar presente desde la Prehistoria. Se cree que los hombres prehistóricos, como cazadores, temían que la sangre menstrual propiciara ataques de animales peligrosos. Plinio el Viejo, por su parte, en el siglo I d.C., se encargó de extender la idea de que la menstruación era un instrumento poderoso "para bien y para mal".
Que la menstruación se vea como algo temible se ha explicado de diversas maneras. El escritor y filósofo rumano Mircea Eliade solía relacionar el tabú menstrual con el misterio y el miedo a la sangre. "Algunos estudiosos han tratado incluso de explicar la segregación iniciática de las muchachas relacionándolo con el miedo primitivo a la sangre menstrual", escribió en Nacimiento y renacimiento.
Purificación Heras, profesora de Antropología de la Universidad Miguel Hernández de Elche, explica el temor a la regla a partir de su propio nombre: "Purificación refiere al hecho de la construcción de las mujeres como sujetos impuros en algunos momentos y circunstancias". Hay constancia de que en el siglo VI se practicaban ritos purificadores relacionados con la regla en la India, donde las mujeres menstruantes tenían que bañarse en el río varias veces seguidas, frotarse con estiércol y bañarse de nuevo. Hasta un total de 94 baños seguidos.
"Esta idea de purificación, de influencia judía, también enraizó en el cristianismo. Hasta hace poco, estaba prohibido que las mujeres menstruantes recibieran la comunión", nos recuerda Heras. Un texto del Antiguo Testamento, el Levítico, habla de la impureza de la mujer con la regla: "Cuando la mujer tuviere flujo de sangre, y su flujo fuere en su cuerpo, siete días estará apartada; y cualquiera que la tocare será inmundo hasta la noche". La del cristianismo y la del judaísmo no son las únicas tiranteces entre las religiones y la menstruación. Heras también recuerda un artículo de Fátima Mernisi sobre las restricciones a las mujeres musulmanas a partir de una relectura del Corán: "Ha sido el interés masculino por preservar su poder lo que ha rodeado de rechazo a las mujeres y a la menstruación, algo que intentó desterrar Mahoma", dice Heras parafraseando a Mernisi.
Sin embargo, en un rápido recorrido por distintas culturas, esta antropóloga encuentra ejemplos en los que la menstruación no supone necesariamente un tabú. Es lo que se encontró, por ejemplo, Margaret Mead en Samoa, porque "la posibilidad de que una joven cause daño es limitada", recuerda Heras. Con este ejemplo encontramos que "lo que podría haberse convertido en fuente de poder y prestigio, se convierte por el contrario en signo negativo y convierte a las mujeres en cuerpos a los que hay que controlar aún más", explica Heras.
A June Fernández, directora de Píkara Magazine, también le llama la atención esta asociación de la menstruación con lo sucio y lo contaminante: "Me parece curioso que se asocie con la suciedad la regla cuando en realidad es un proceso de limpieza: se desprende el endometrio y se regenera de alguna forma el útero".
No obstante, Fernández tiene una visión optimista de la situación actual, puesto que los antiguos mensajes de maldición, impureza y suciedad van cayendo en desuso. Lo que sí critica es que se nos siga explicando tan poco sobre este proceso. "Más que estigma veo desempoderamiento", aclara.

Los tópicos y los olores
Si bien la consideración de la regla como algo contaminante se ha relajado en los últimos tiempos, no han dejado de escucharse tópicos, a veces envueltos en la apariencia de bromas, que impiden la normalización de la menstruación.
En un texto breve, titulado "¿A qué huele el coño?", Elena Alonso, autora del blog Viajamor, escribió: "Y no te permito delante de mí que menosprecies el olor del coño. Porque por chistes como este venimos las mujeres arrastrando muchos siglos de represión".
Según Heras, los significantes de contaminación han ido perdiendo poder y eso ha propiciado un nuevo mecanismo de control que crea la necesidad de apagar los olores. Por eso, cree que "la higiene en la sociedad occidental es control del cuerpo individual".
Según la antropóloga Noemí Villaverde, nuestra sociedad no lleva bien "los adentros", en general: "Lo que antes se veía como algo natural, defecar u orinar en la calle, por ejemplo, fue cambiando a partir del retrete y otras normas de pudor y discreción". ¿Qué los diferencia entonces de menstruar? "Es únicamente de mujeres, por lo que es más fácil insertarlo en el lugar de lo sucio/salvaje/incivilizado frente a lo civilizado/normativo/objetivo de los hombres, que es como entendemos el binomio hombre/mujer en nuestra sociedad", explica.
Educación menstrual y política
Erika Irusta, pedagoga menstrual y responsable de la comunidad educativa Soy1soy4.com, trabaja a diario para promover un "orgullo menstrual". Tantos años concibiendo la regla como algo sucio ha provocado que incluso las propias mujeres recelemos de ella. "Es importante el no tener asco a tu propio cuerpo, a tus propios fluidos. Por ejemplo, a muchas mujeres les da asco la sangre menstrual, pero no el semen o la sangre en la nariz. Sin embargo, la regla nos dice cosas sobre nuestro cuerpo", explica Irusta.
Erika Irusta reconoce su deuda hacia el Colectivo de Mujeres de Boston, las autoras del libro Nuestros cuerpos, nuestras vidas, porque "fueron mujeres que estudiaron para mujeres lo que la ciencia no ha estudiado ni desarrollado y que, cuando lo hace, lo hace de manera productivista, patriarcal y neoliberal".
La antropóloga Purificación Heras, que también es enfermera, coincide con Irusta en que el sistema biomédico no ha ayudado precisamente a que eliminemos las connotaciones negativas de la menstruación. Heras jamás olvidará la frase que escuchó a uno de sus profesores: "La sangre menstrual es el llanto del útero por el hijo que no tiene".
He aquí uno de los peligros del discurso esencialista sobre la menstruación: la posibilidad de reducirlo a la capacidad reproductiva. Para Irusta es importante recordar que "somos algo más que cuerpos que pueden tener criaturas".
Erika Irusta considera que reivindicar el ciclo menstrual es una cuestión política y su mayor aspiración es abrir un debate real en términos políticos. "Nuestros cuerpos se han politizado y cuando nos querían dentro de casa se hizo un discurso sobre la menstruación, pero cuando nos querían fuera de casa se hizo otro", remacha.
Según la pedagoga, es necesario ir de lo íntimo a lo público. De lo contrario, corremos el riesgo de que se transforme en discurso y "en el momento en el que se transforma en discurso, volvemos a perder el cuerpo".
De acuerdo con Irusta, June Fernández considera que aceptar el cuerpo es aún una forma de empoderamiento que nos permite reconciliarnos con la regla. Por eso, aboga por lanzar mensajes que no estigmaticen la regla pero que tampoco la mitifiquen. Porque la regla, según ella, es mucho más que sangre y dolor: "Es la señal de que todo está bien".

Mascotas


martes, 14 de noviembre de 2017

lunes, 13 de noviembre de 2017

domingo, 12 de noviembre de 2017

Sor Juana Inés: 12 de noviembre de 1648 - 17 de abril de 1695/ 3 poemas 3

Deténte, sombra de mi bien esquivo,                       
 imagen del hechizo que más quiero,
bella ilusión por quien alegre muero,
dulce ficción por quien penosa vivo.

'Si al imán de tus gracias, atractivo
sirve mi pecho de obediente acero,
¿para qué me enamoras lisonjero
si has de burlarme luego fugitivo?

'
Mas blasonar no puedes, satisfecho
de que triunfa de mí tu tiranía:
que aunque dejas burlado el lazo estrecho

'
que tu forma fantástica ceñía,
poco importa burlar brazos y pecho
si te labra prisión mi fantasía.


***********************************

Yo adoro a Lisi, pero no pretendo
que Lisi corresponda mi fineza;
pues si juzgo posible su belleza,
a su decoro y mi aprensión ofendo.

No emprender solamente es lo que emprendo,
pues sé que a merecer tanta grandeza
ningún mérito basta, y es simpleza
obrar contra lo mismo que yo entiendo.
'
 Como cosa concibo tan sagrada
su beldad, que no quiere mi osadía
a la esperanza dar ni aun leve entrada;
'
pues cediendo a la suya mi alegría,
por no llegarla a ver mal empleada,
aun pienso que sintiera verla mía. 

****************************

Dices que yo te olvido, Celio, y mientes
en decir que me acuerdo de olvidarte,
pues no hay en mi memoria alguna parte
en que, aun como olvidado, te presentes.
'
Mis pensamientos son tan diferentes
y en todo tan ajenos de tratarte,
que ni saben si pueden olvidarte
ni, si te olvidan, saben si lo sientes.
'
Si tú fueras capaz de ser querido,
fueras capaz de olvido; y ya era gloria,
al menos, la potencia de haber sido.
'
Mas tan lejos estás de esa victoria
que aqueste no acordarme no es olvido
sino una negación de la memoria.

'Noche más dulce que el día': Offenbach


Barcarolle


Belle nuit, ô nuit d’amour
Souris à nos ivresses
Nuit plus douce que le jour
Ô,belle nuit d’amour!
'
Le temps fuit et sans retour
Emporte nos tendresses
Loin de cet heureux séjour
Le temps fuit sans retour
'
Zéphyrs embrasés
Versez-nous vos caresses
Zéphyrs embrasés
Donnez-nous vos baisers!
 Vos baisers! Vos baisers! Ah!
'
Belle nuit, ô, nuit d’amour
Souris à nos ivresses
Nuit plus douce que le jour,
Ô, belle nuit d’amour!
Ah! souris à nos ivresses!
Nuit d’amour, ô, nuit d’amour!
'
Ah! ah! ah! ah! ah! ah! ah! ah! ah! ah!
**************************************

Bella noche, oh noche de amor
Sonríe a nuestro éxtasis,
Noche más dulce que el día,
¡Oh, bella noche de amor! 
'
El tiempo huye y no retorna
Y se lleva nuestras caricias
Lejos de esta feliz morada
El tiempo huye y no retorna.
'
Céfiros ardientes,
Denos sus caricias,
Céfiros ardientes,
Denos sus besos,
Denos sus besos, ¡ah!
'
Bella noche, oh noche de amor
Sonríe a nuestro éxtasis,
Noche más dulce que el día,
¡Oh, bella noche de amor!
¡Ah! ¡Sonríe a nuestro éxtasis!
¡Noche de amor, oh noche de amor!
'
Ah! ah! ah! ah! ah! ah! ah! ah! ah! ah!

sábado, 11 de noviembre de 2017

Personaje de comic/manga


¿Dónde anda Peñañeto?

En la reunión de la APEC ( Asia-Pacific Economic Cooperation )

jueves, 9 de noviembre de 2017

Baby president Donaldushka


Extraterrestre


El amor es un pájaro rebelde- Bizet

  
L’amour est un oiseau rebelle
Que nul ne peut apprivoiser,
Et c’est bien in vain qu’on l’appelle
S’il lui convient de refuser.

Rien n’y fait, menace ou prière.
L’un parle bien, l’autre se tait.
Et c’est l’autre que je préfère.
Il n’a rien dit mais il me plait.

L’amour! L’amour! L’amour! L’amour!

L’amour est enfant de Bohême,
Il n’a jamais jamais connu de loi.
Si tou ne m’aimes pas, je t’aime.
Si je t’aime, prends garde à toi!

Si tou ne m’aimes pas, si tou ne m’aimes pas, je t’aime,
Mais si je t’aime, si je t’aime, prends garde à toi!

L’oiseau que tu croyais surprendere
Battit d’aile et s’envola.
L’amour est loin, tu peux l’attendre.
Tu ne l’attends pas, il est là.

Tout atour de toi, vite vite,
Il vient, s’en va, puis il revient.
Tu crois le tenir, il t’evite.
Tu crois l’eviter, il te tient.

L’amour! L’amour! L’amour! L’amour!

L’amour est enfant de Bohême,
Il n’a jamais jamais connu de loi.
Si tou ne m’aimes pas, je t’aime.
Si je t’aime, prends garde à toi!

Si tou ne m’aimes pas, si tou ne m’aimes pas, je t’aime,
Mais si je t’aime, si je t’aime, prends garde à toi!



miércoles, 8 de noviembre de 2017

A la vuelta


El Louvre de Abu Dabi

Abu Dhabi
 

Asesinatos de Putin

Mientras no se resuelva, todo asesinato político en Rusia levanta sospechas. Los investigadores rusos han encontrado a la mayoría de los sicarios que han matado a políticos, periodistas o activistas de derechos humanos. Pero nunca han podido descubrir quién encargó el crimen.

Alexander Litvinenko, era un ex agente de seguridad del gobierno. Previamente, se había distanciado del gobierno de Putin, lo que lo motivó a emigrar al Reino Unido. Murió en un hospital en Londres y antes de morir, acusó a Vladimir Putin de su muerte. Fue envenenado con Polonio 210 en el mes de noviembre de 2006.
Vladímir Golovliov. Era miembro del partido hoy desparecido Rusia Liberal, fundado por el oligarca Borís Berezovski, enemistado con Putin y exiliado en Londres desde que este llegó al poder. ­Golovliov fue asesinado mientras paseaba a su perro en Moscú en agosto del 2002. No hubo sospechosos.
Boris Berezovski, un multimillonario ruso, ácido opositor de Putin y gran colaborador financiero de la oposición política en Rusia. En un tiempo atrás, ayudó a Putin. Murió "ahorcado" en su mansión en la ciudad de Londres, Inglaterra.
Valentín Tsvetkov. Gobernador de Magadán, en el Extremo Oriente ruso, encontró la muerte en octubre del 2002, con un certero disparo en la muy transitada calle Novi Arbat. El asesino, Martin Babakejián, se escondió en España hasta su detención en Marbella en el 2006. Dos años después, un tribunal de Moscú le sentenció a 19 años de cárcel.
Serguéi Yushenkov. Un pistolero le mató en abril de 2003 al lado del edificio en el que vivía en Moscú. Formaba parte del partido Rusia Liberal. Un año después, cuatro personas fueron condenadas a prisión.
Yuri Shchekochijin. Diputado y periodista del periódico opositor Nóvaya Gazeta. Había escrito sobre crimen organizado y corrupción. Murió en julio del 2003, según sus compañeros envenenado con talio. La investigación finalizó en el 2009, sin resultados.
Paul Klébnikov. Era editor de la edición rusa de la revista Forbes cuando en julio del 2004 fue abatido a las puertas de su oficina por varios pistoleros, que le dispararon desde un coche. De nacionalidad estadounidense, fue el undécimo periodista muerto durante la era Putin, según el Comité para la Protección de los Periodistas. En el año 2006 los fiscales acusaron de organizar el asesinato a Jozh-Ajmed Nujáyev, uno de los líderes de la mafia chechena sobre quien Klébnikov había escrito. La investigación se reabrió en el 2009, pero hasta ahora no ha llegado a ninguna conclusión.
Andréi Kozlov. Era el subgobernador del Banco Central de Rusia. Fue tiroteado en septiembre del 2006. Dirigía el órgano regulador contra el lavado de dinero, que revisaba las licencias bancarias. En el 2008 un antiguo banquero, Alexéi Frenkel, fue sentenciado a 19 años de cárcel por organizar el asesinato después de que su banco, VIP-Bank, perdiera la licencia.
Anna Politkóvskaya. Destacada periodista de investigación y crítica con la política de Putin. Los criminales que acabaron con su vida la siguieron hasta su casa del centro de Moscú. El pistolero le disparó justo en el ascensor el 7 de octubre del 2006, coincidiendo con el cumpleaños del presidente ruso. Los acusados, Lom-Ali Gaitukáyev y Rustam Majmúdov, fueron condenados en junio del 2014 a cadena perpetua. Los sicarios se negaron a revelar quién les pagó por el asesinato.

Natalia Estemírova. Defensora de los derechos humanos. En julio del 2009 fue secuestrada en Grozni, capital de Chechenia. Los investigadores adjudicaron el crimen a un rebelde checheno muerto un año después.
Borís Nemtsov. Ex viceprimer ministro en la época de Borís Yeltsin, en el momento de su muerte, febrero del 2015, era la figura más destacada de la oposición liberal al Kremlin. Un sicario le disparó por la espalda cuando paseaba no lejos de la plaza Roja de Moscú. El director del Comité de Investigación de Rusia, ­Alexánder Bastrikin, aseguró ayer en una entrevista que publicó Rosískaya Gazeta, que el asesinato está ya resuelto. Cuatro ciudadanos chechenos están detenidos, y uno de ellos ha tenido relación en el pasado con el líder checheno, Razmán Kadírov. Este, sin embargo, no fue interrogado.

martes, 7 de noviembre de 2017

domingo, 5 de noviembre de 2017

sábado, 4 de noviembre de 2017

jueves, 2 de noviembre de 2017

martes, 31 de octubre de 2017

lunes, 30 de octubre de 2017

domingo, 29 de octubre de 2017

sábado, 28 de octubre de 2017

jueves, 26 de octubre de 2017

miércoles, 25 de octubre de 2017

martes, 24 de octubre de 2017

lunes, 23 de octubre de 2017

A dangerous clown

Caricatura de Carter Goodrich