domingo, 19 de mayo de 2019

Quadri explica la causa de los incendios en el país

Koons

Cursi nada me debes, cursi estamos en paz

Amado Nervo
- Guadalupe Alonso entrevista a Juan Villoro
La poesía de Amado Nervo es fácilmente recordable por su magia verbal, me comenta Juan Villoro. De chico aprendió el poema sobre los niños héroes, y aunque no lo comprendía, pervive en su memoria: 
'
Como renuevos cuyos aliños un viento helado marchita en flor, 

así cayeron los héroes niños ante las balas del invasor
'
Tiene esta música verbal que se te queda, dice Juan, esa fuerza musical del idioma. Fue un poeta muy exitoso en la generación de mi abuela y de quienes lo leyeron a finales del siglo XIX, principios del XX. Uno de los poetas más leídos jamás en la historia, como se confirmó en su multitudinario funeral.  
Nervo murió en Montevideo, el 24 de mayo de 1919, y lo trae a México un cortejo fúnebre que recorre durante seis meses algunos puertos de América Latina. En cada uno de los lugares donde se detiene la embarcación se le rinden homenajes. Las mujeres se desmayan al escuchar sus poemas de amor, luego miles de pañuelos blancos lo despiden, y así sucesivamente hasta que llega a Veracruz. Ahí es recibido con una salva de 21 cañonazos. A la capital llega en tren, lo velan en la Universidad Nacional y lo entierran en la Rotonda de los hombres ilustres. Una tercera parte de los habitantes de la Ciudad de México asistió al funeral. Nunca un entierro fue tan concurrido. Esto habla de un poeta que supo conectar con la sensibilidad de la gente. 

Para los poetas posteriores, Nervo resulta anticuado, ridículo, por no decir cursi. Las vanguardias le dan la espalda. Queda como el poeta a quien había que recitar por fuerza cuando hablábamos de los Niños Héroes, de la raza de bronce, un poeta oficial, poco interesante. Lo que me cautiva de él no es tanto su poesía sino el fenómeno que representa, un poeta múltiple, de muchas vertientes. Fue fundador del periodismo rosa, escribió crónicas de sociales en los periódicos de Mazatlán, fue precursor de la ciencia ficción moderna en México. La última guerra es un texto que prefigura a George Orwell y su granja de animales. Redescubrió a Sor Juana. Nervo va en un tren, se descompone la locomotora en Nepantla, entonces se baja y dice: "Estoy en el territorio de Sor Juana, ¿qué es esto? Tenemos que reivindicar a la gran escritora del Siglo de Oro mexicano", y escribe Juana de Asbaje. Fue teósofo, para algunos el primer jipi de América Latina porque practicaba un pacifismo universal muy especial.  
Parte del éxito de Amado Nervo y Rubén Darío se debe a que se integraron al parnaso literario en París y luego participaron en la diplomacia. En Europa, entran en contacto con grandes poetas, aprenden idiomas, conviven con las vanguardias. Es un trabajo de ascensión cultural extraordinario. Logran, así, tener una red internacional de gente que va creando todo un movimiento. El modernismo tiene que ver con eso, con las ilusiones de una clase media naciente que anhela estar en el gran mundo y, en cierta forma, lo inventa. Viene, entonces, toda esa época en que los poetas están emprincesados, escriben de castillos, de estanques con cisnes, dicen que comen faisanes, cosas que no han probado nunca, es decir, con zapatos rotos describen un mundo suntuoso que no conocen, tratando de apropiárselo a través de las palabras y, en buena medida, lo logran. Nervo, poco a poco, abandona la retórica, ciertas formas hechas, y se acerca a una sinceridad de la expresión. En algún momento dice: "Mi trayectoria no tiene tanto que ver conmigo sino con la sinceridad de mi vida. He asumido un discurso franco y espontáneo". De hecho, el más famoso de sus poemarios, La amada inmóvil, sobre la muerte de Ana Cecilia Dailliez, su mujer, es un acto de desahogo muy espontáneo, un mea culpa gigantesco, porque sintió que no había hecho lo suficiente para salvarla de la muerte. Esta progresiva sinceridad es uno de los grandes temas a analizar en Amado Nervo, quizá no tanto en la poesía, sino en otras formas como las letras de la canción romántica. 

A Nervo le interesaba la música y tenía un sentido musical extraordinario en su poesía. Hay un ritmo muy marcado, pero como los poetas posteriores lo consideraron demasiado sentimental, cursilón, casi patético, fueron los compositores de la canción romántica quienes se apropiaron de él a través de dos figuras esenciales: Guty Cárdenas y Agustín Lara. Esa mitología del hombre que ha querido a las mujeres y ha sido abandonado por todas, esta figura absolutamente romántica, está calcada del modernismo y, en gran medida, de Amado Nervo. Compositores como Juan Gabriel, quizá sin estar conscientes, han seguido esa estela y, de una manera muy directa, pasaron de Nervo a Agustín Lara y a su propia obra. 

A Nervo le toca una época muy singular, el momento en que los recitales de poesía se convierten en auténticos lugares de ceremonia laica, un espacio alterno a las iglesias donde, con cierta transgresión, se habla de romanticismo, de amor. Los poetas de ese entonces son los nuevos heraldos del sentimiento, y la gente se congrega ahí para tener emociones que no pueden tener en las iglesias. Es un desplazamiento cultural formidable. Por sus intereses místicos, espirituales, y su conocimiento de la teosofía, Nervo se piensa como un intercesor entre fuerzas sobrenaturales o fuerzas que demuestran que la naturaleza es sagrada. Él ve este filtro entre lo trascendente y la gente común, entonces simplifica su forma de decir en favor de un contacto más directo con las personas. Para los críticos posteriores esto lo convierte, más que en un poeta, en una especie de misionero espiritual. Nervo asume esta función, cultiva mucho su imagen. Todo en él está calculado para presentarse como un hombre sensible, sufriente, alguien que ha pecado, se ha arrepentido y puede comunicar sus dolores de esa manera. Siente que de la visión del abismo puede brotar la transformación espiritual, y se manifiesta como una especie de San Agustín, un pecador arrepentido que, por haber caído muy bajo, puede vislumbrar cosas más altas. Así seduce a muchas personas. 

Nervo es un escritor popular y un renovador de múltiples formas. Entenderlo significa comprender a alguien que transformó la sensibilidad mexicana a través de su poesía, que se interesó en muchos órdenes de lo cultural y conectó con la sensibilidad popular. Sus novelas breves son de alto contenido erótico. El donador de almas es quizá la primera novela trans en México, sobre un individuo que tiene en su cerebro el alma de una mujer y el alma de un hombre. El propio Nervo dice que es un caso de hermafroditismo intelectual. Es una comedia escrita en 1899 que prefigura buena parte de la narrativa posterior del siglo XX. Ese Nervo transgresor, vanguardista, está por descubrirse porque para mí era el poeta un tanto cursi que le gustaba a mi abuela, y esto oscureció la faceta del escritor insólitamente transgresor que ella nunca leyó y que me estaba destinado.

miércoles, 15 de mayo de 2019

lunes, 13 de mayo de 2019

Para el Día del Maestro


Salto porque sí

Imagen relacionada

Técnica rétórica

Córax de Siracusa  y
Tisias (s. V a. C.)
 -José Antonio Hernández Guerrero y María del Carmen García Tejera  
Progresivamente, y a medida en que aumentó el conocimiento del lenguaje como instrumento, se fue echando de menos un conjunto organizado de reglas prácticas, formuladas a partir del examen de los usos más aceptados y más eficaces. El nacimiento de la Retórica está unido también al descubrimiento y al reconocimiento del valor cognoscitivo y educativo de la reflexión sobre la lengua (Mortara Garavelli, 1991: 19). El primer manual de Retórica apareció en Sicilia durante el segundo cuarto del siglo V a. C. 

Según una tradición recogida por Aristóteles, Cicerón y Quintiliano, sabemos que Empédocles de Agrigento fue el padre de la Retórica y Córax de Siracusa, el primer autor de un texto escrito. Su obra apareció aproximadamente el año 476 a. C.  
Los tiranos de Siracusa, Gelón y su sucesor Gerón, en los primeros decenios del siglo V a. C., llevaron a cabo expropiaciones masivas de terrenos en favor de los soldados mercenarios. Tras los alzamientos de Agrigento y de Siracusa, se desposeyó del poder al tirano Trasíbulo, se estableció una forma de democracia y se iniciaron múltiples procesos para devolver las propiedades confiscadas durante el régimen despótico. Aunque la mayoría de los litigantes sabía atacar y defenderse con eficacia y con precisión instintivas, pronto se advirtió la necesidad de un "manual" que ofreciera, de forma clara y sistematizada, unas técnicas sencillas de argumentación y unos métodos prácticos de debate. 

El "arte" que Córax elaboró se proponía ayudar a los ciudadanos ordinarios a defender sus demandas en los tribunales. En aquella situación, al no ser posible presentar pruebas documentales para demostrar la veracidad de las reclamaciones, los discursos tuvieron que apoyarse en argumentos de probabilidad y de verosimilitud. El principio fundamental era el siguiente: más vale lo que parece verdad que lo que es verdad. La "verdad" que no es creíble, difícilmente es aceptada. El discurso retórico no trata de formular principios teóricos ni de establecer verdades abstractas sino de favorecer una "certeza" que, como es sabido, es un estado de ánimo subjetivo.
La principal contribución de Córax, conocido sobre todo por su doctrina de la "probabilidad general", fue, quizás, su división de las partes del discurso judicial: 
-el "proemio", destinado a captar la atención y la benevolencia de los miembros del jurado; 
-la "narración", en la que se presentan los hechos con claridad y concisión; 
-la "argumentación", (que abarca la confirmación y la refutación), en la que se presentan las pruebas;
- la "digresión", que ilustra el caso y lo sitúa en un plano general; y 
-la "peroración" o "epílogo", en la que se resume la cuestión del litigio y se procura provocar la emoción de los miembros del jurado. Esta organización fue el punto de partida de la posterior teoría retórica. 

Aunque existen referencias en Platón, en Aristóteles, en Cicerón y en Quintiliano sobre el papel que juegan Córax y su discípulo Tisias en la formulación de la teoría retórica, ninguna de sus obras ha llegado hasta nosotros. Las citas dispersas que sobre sus ideas encontramos en diferentes autores, nos muestran que su teoría concernía exclusivamente a la Retórica de los tribunales y que escribió algunos discursos judiciales para que otros los pronunciaran.
 A pesar de que ninguna de sus obras haya llegado hasta nosotros, se acepta que Córax y Tisias contribuyeron positivamente a la sistematización de los preceptos retóricos. Este último compuso un Arte (Téchne) en el que explicaba la técnica del eikós ("argumento de probabilidad") que hace creíble lo probable, y en el que recomendaba varias fórmulas prácticas para exponer los hechos y para presentar las pruebas.

viernes, 10 de mayo de 2019

jueves, 9 de mayo de 2019

miércoles, 8 de mayo de 2019

Malos: los conquistadores españoles; buenos: los conquistadores ingleses

 La leyenda negra española que ha difundido Hollywood
-Vicente G. Olaya
Al llegar a lo alto de la colina, Theodore Roosevelt —Medalla de Honor del Congreso de Estados Unidos y futuro presidente norteamericano— "disparó a los españoles que se retiraban, viendo caer a uno y, aunque no estaba seguro de si lo había matado, se jactó: ‘Yo maté con mi propia mano a un español como a una liebre". Atrás quedaba el hecho que 700 españoles habían resistido el ataque norteamericano de unos 15,000 hombres en la colina de San Juan (Cuba) durante 11 horas y que carecían de las temibles ametralladoras Maxim. Roosevelt llegó, además, cuando los Buffalo Soldiers —militares afroamericanos— habían ganado el altozano y no quedaban sino cuerpos ametrallados. Sin embargo, en la miniserie estadounidense Rough Riders (1997) o la producción de Hollywood Noche en el museo (Shawn Levy, 2006), Roosevelt es descrito como un héroe que libera a pueblos oprimidos y que se merece una distinción. Estas y otras historias sobre la leyenda negra se relatan en La imagen de la presencia de España en América (1492-1898) en el cine británico y estadounidense, obra premiada por el Ministerio de Defensa que dirige Margarita Robles. 
El capitán e historiador Esteban Vicente Boisseau relata en su obra cómo la leyenda negra ha sido traspuesta al cine anglosajón y, por motivos geopolíticos, incorpora estereotipos contra España. "Sin duda, la población afroamericana consideraría inadmisible que en los parques de Disney hubiese una atracción, ambientada al son de una alegre música, que mostrase africanos capturados por piratas". 
"El mensaje transmitido en Piratas del Caribe es que robar, torturar y matar a españoles, vender, comprar y abusar de mujeres hispanas y saquear no sólo está justificado, sino que es un acontecimiento alegre, una auténtica diversión", dice Boisseau. 

En la película 1492: la conquista del paraíso (Ridley Scott, 1992) se muestra una Castilla sombría que no cesa de ejecutar herejes. Dado que la Inquisición española mató a unas 3,000 personas en tres siglos, según afirma Vinuesa en su obra, sería de esperar que, puesto que Enrique VIII asesinó a más de 50,000 católicos, en las películas sobre su reinado se mostrasen continuas ejecuciones. Pero no. 

Años después, Felipe II decidió invadir Inglaterra por el continuo ataque de los corsarios, la ejecución de María Estuardo y las persecuciones contra los católicos ingleses. Organizó una gran armada que en 1588, tras un encuentro con la flota inglesa, acabó zozobrando por una tormenta. La profesora María José Rodríguez Salgado desveló, además, que "no se perdió ningún barco español como consecuencia del combate". En la película británica Elizabeth: la Edad de Oro (Shekhar Kapur, 2007), se muestra a Walter Raleigh dirigiendo un barco inglés en llamas contra la flota española, provocando la gigantesca explosión de numerosas naos enemigas, aunque la realidad es que la armada se hundió varios días después por el temporal.
Las películas de Hollywood potencian la imagen de la colonización anglosajona de Norteamérica sin reflejar su pasado español. Se muestra el paso de los españoles como un recuerdo que no dejó huella. En Bailando con lobos (Kevin Costner, 1990), el protagonista, un teniente de la Unión, hace amistad con una tribu de sioux en la que un anciano enseña el casco de un conquistador mientras dice que los que lo trajeron llegaron en la época del abuelo de su abuelo, y que con el tiempo los echaron, dando la impresión de que durante dos siglos no hubo una presencia española continuada en California, Florida, Nuevo México o Texas.
La gesta de Francisco Pizarro, que conquistó con menos de 170 hombres el imperio inca, es desvirtuada destacando que fue un traidor por matar a Atahualpa, como en el filme británico La caza real del sol (Irving Lerner, 1969). Por el contrario, los ingleses y angloamericanos no profundizan sobre cómo , entre 1787 y 1871, traicionaron 389 tratados firmados con los indios, practicando métodos de limpieza étnica. 

Los filmes no hacen justicia nunca al papel protector de los gobernantes españoles, que introdujeron mejoras en América y pusieron fin a los sacrificios humanos y al canibalismo. Los monarcas Isabel I, Carlos I y Felipe II desarrollaron una red de hospitales y universidades que beneficiaron a todos, fueran españoles o nativos. El Gobierno de Estados Unidos no reconoció la ciudadanía a todos los indios hasta 1924, cuatro siglos después. 

Al poco tiempo de su llegada a Virginia en 1607, los colonos ingleses cometieron crímenes contra los indígenas. Si bien el capitán John Smith destacó por su crueldad, aparece como un personaje amable y bondadoso en Pocahontas (1995). El profesor estadounidense Theodore Jojola, de origen indio, comentó que "el gobernador inglés Ratcliffe es transformado [por Hollywood] en un conquistador español ávido de oro". 

Estas imágenes han sido utilizadas con una "finalidad política" para justificar la lucha contra España por la hegemonía en el continente americano. Una vez que empezaron las hostilidades en Cuba, surgieron películas que justificaban su invasión. El poder de la tergiversación de ficciones como Rough Riders ha tenido el peso suficiente para que, más de un siglo después de esa guerra, "le fuese concedida al torpe coronel de voluntarios y luego presidente de Estados Unidos Theodore Roosevelt una Medalla de Honor del Congreso que los propios mandos militares estadounidenses de la época consideraron que no se merecía", explica Boisseau. Mató por la espalda a un soldado que huía y cuyo destacamento tenía 20 veces menos hombres que el atacante. 

Amplificador

Imagen relacionada

Trumpig ama a Assange

martes, 7 de mayo de 2019

Calor nocturno

Fauno, 1900, Leon Spilliaert

Continuo

Percibimos nuestra existencia como una secuencia de saltos de un estado psicológico a otro, aunque nuestro organismo, en realidad, funciona en un continuo temporal sin cesuras

-Henri Bergson

Rafael Coronel 1931-2019

El tastoán (amplíese)
Regalo 
 Máscara
 El mago Pepe
 El canto al pichón
 Diálogo

Trascendió


Pirata

Barbanegra, el bucanero, 1922, Frank E. Schoonover
 

lunes, 6 de mayo de 2019

domingo, 5 de mayo de 2019

viernes, 3 de mayo de 2019

Directivos


Imagen relacionada

Lo que nos depara la 47

Sur-sureste y franja fronteriza, las apuestas;
Bajío, occidente y centro, regiones olvidadas por el actual gobierno

Tren Maya, Istmo de Tehuantepec y Zona Libre de la Frontera Norte del país son los tres grandes proyectos regionales del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024
 
Bajío, occidente y centro, regiones olvidadas con el actual gobierno

miércoles, 1 de mayo de 2019

martes, 30 de abril de 2019

¿Qué pasa ahora en Venezuela? 2 comentarios 2

 Comentario de Solange Márquez:
-Lo que pasa hoy en Venezuela no es un golpe de Estado. Un golpe de Estado implica el rompimiento del orden constitucional, ese orden ya había sido roto por el propio Nicolás Maduro al disolver la Asamblea Constituyente (equivalente a nuestro Congreso) elegida democráticamente; eso sin contar con todo lo hecho desde hace años contra la Corte Suprema y el órgano electoral. Así, no se puede romper algo que no existía antes.


 Comentario de Mauricio Meschoulam:
-1. Hasta el momento los datos que tenemos han fluido lenta y confusamente, lo que entre otras cosas refleja una guerra informativa. Maduro busca minimizar lo ocurrido y manifestar que todos está bajo control, mientras que Guaidó busca transmitir la idea de que la mayor parte de las fuerzas de seguridad y la población le respaldan.

2. La liberación de Leopoldo López entre otros factores, como la aparente detención de un comandante en Maracay, sin embargo, sí son indicativos de que al menos ciertos sectores de las fuerzas armadas respaldan a Guaidó.

3. Como contexto, el cerco que venía imponiendo Maduro sobre Guaidó, en las últimas semanas se venía cerrando. A principios de mes, el gobierno pidió retirarle la inmunidad y se pensaba que se estaba preparando el terreno para su posible arresto. Ayer mismo, las fuerzas de seguridad le impidieron llevar a cabo una manifestación.

Estos factores indican que Guaidó podría estar pensando, no necesariamente en terminar con el gobierno de Maduro en este punto, sino en mantenerse relevante, garantizar la supervivencia de su movimiento y asegurarse de no ser arrestado. Si este era realmente su objetivo , podemos decir que sus pasos han sido eficaces puesto que, por primera vez en mucho tiempo, ha recuperado la iniciativa de las acciones y el foco mediático. Todos eso hace más difícil que Maduro piense hoy en detenerlo. 

4. Con la información actual es imposible dimensionar el tamaño del respaldo militar con el que cuenta Guaidó, pero por los datos que tenemos, no parece ser suficiente como para destituir o derrocar al actual gobierno. Habrá que monitorear entonces dos temas centrales: a) si ese respaldo crece o si es contenido por las fuerzas que han asegurado apoyar a Maduro; b) el factor internacional: tanto los movimientos de Washington y sus aliados (más allá del respaldo diplomático que ya han ofrecido antes), como los de aquellas naciones que apoyan a Maduro, marcadamente Cuba y Rusia,  país que ya tiene efectivos en Venezuela.


Día del niño


El catoblepas


lunes, 29 de abril de 2019

domingo, 28 de abril de 2019

sábado, 27 de abril de 2019

Caricaturas de Joaquín Aldeguer

Scarlett Johansson 

Mariah Carey
 Cher
 Clint Eastwood
 Johnny Depp
 Almodóvar
 Putin
 Meryl Streep
Kurt Cobain
Leonardo di Caprio
John Cleese
Trumpig