jueves, 19 de septiembre de 2019

Don Étimo curioseando en la tienda

En armenio: չեդրաուի (ch'edraui) ; en español: "no conduzcas"

Escenas impactantes


Es la psique, no lo biológico

No hay un 'gen gay' 
-NewYorkTimes, 19 septiembre 2019 

¿Cómo influyen los genes en nuestra sexualidad? La pregunta comporta mucha carga de prejuicios. 
Un nuevo estudio -el más grande en realizarse para analizar la genética del comportamiento homosexual- halló que la genética sí es responsable quizá de un tercio de la influencia respecto a si alguien tiene sexo homosexual. Pero, la influencia no proviene de un solo gen, sino de muchos, cada uno con un efecto minúsculo. Factores sociales o ambientales también intervienen, por lo que resulta imposible predecir la orientación sexual de una persona mediante sus genes. 
"Espero que la ciencia pueda usarse para educar a la gente un poco más acerca de lo natural y normal que es el comportamiento homosexual", dijo Benjamin Neale, genetista en el Instituto Broad del Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard, así como uno de los investigadores principales del equipo internacional. "Esto es parte de nuestra especie y de quiénes somos". 
Varios científicos que son parte de la comunidad LGBTQ dijeron que les preocupaba que la evidencia acerca de que los genes influyen en el comportamiento homosexual podría provocar que quienes se oponen a las personas homosexuales hagan un llamado a favor de la modificación genética o la selección embrionaria, aun cuando eso sería técnicamente imposible. Otro temor es que la evidencia acerca de que los genes sólo desempeñan un pequeño papel parcial podría envalentonar a la gente que insiste en que ser homosexual es una decisión personal y por tanto, insiste en promover tácticas como la terapia de conversión de género.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Pre4T(áctica)


Medio Orientado


Entender la historia, pero no a gritos

Lecciones de la Independencia
-Héctor Aguilar Camín
 
La historia no es un lienzo grabado en granito. Es un mundo que se mueve según las necesidades de cada generación. Cada generación tiene derecho a escoger su pasado, a subrayar las tradiciones que responden mejor a las exigencias y los sueños de su presente. Intenté hace algunos años distinguir en un ensayo las lecciones de nuestra Independencia que podemos reconocer como fundamentales para el presente que vivimos. Recojo aquí las dos primeras: 
1.Con la legitimidad política no se juega. 

2. La violencia es mala partera de la historia.  
La legitimidad. La independencia de América tuvo su origen en una crisis de legitimidad, creada por Fernando VII, el monarca español, uno de los grandes productores de ilegitimidad de la historia de las monarquías europeas. Fernando VII conspiró primero contra el reinado de su padre para inducirlo a abdicar en su favor. Abdicó luego él mismo, en 1808, a favor de José Bonaparte, lo cual sublevó a España y a sus reinos de ultramar. Fernando fue repuesto en su trono por la insurrección popular española, en 1814, a partir de lo cual desconoció la Constitución de 1812, promulgada en su nombre por las Cortes de Cádiz. Restauró luego el absolutismo y desató la contrarrevolución de independencia que acabó de incendiar los dominios de ultramar. A este último respecto puede decirse que el más grande impulsor de nuestras guerras de independencia fue Fernando VII. Conclusión absoluta: con la legitimidad política no se juega. 

La violencia. Apenas puede exagerarse el poder destructor de nuestras guerras de independencia. En México murieron 600 mil personas de una población de 6 millones. La producción minera cayó a una cuarta parte, la agrícola a la mitad, la industrial a un tercio. Venezuela perdió entre 90 y 100 mil hombres de una población de 900 mil habitantes. Su hato ganadero disminuyó de 4.5 millones de cabezas a 256 mil. La peor herencia de las guerras independientes fue el militarismo. La independencia creó a los ejércitos que la hicieron posible. Al hacerlo, militarizó nuestra vida pública. Los militares fueron desde entonces en más de un sentido los dueños de las nacientes naciones, factores de poder real encarnados en caudillos y caciques con sus propios ejércitos capaces de desafiar y aun derrotar a gobiernos débiles. Conclusión: la violencia es muy mala partera de la historia y los militares sueltos sus peores administradores.
 
********************************** 
Quien no conoce su historia está condenado a repetirla, se ha dicho famosamente (George Santayana). Quien no sabe leerla para servir su presente y su futuro, saca poco o ningún provecho de ella. Destaqué ayer dos lecciones de nuestra Independencia, útiles para hoy: Con la legitimidad política no se juega, puede producir terremotos; y la violencia es mala partera de la historia. Hay otras dos lecciones posibles: 

1. Donde no hay hacienda pública sana no puede haber gobierno sano. 

2. Puede inventarse de la noche a la mañana una Constitución, pero no una nación. 
1. Las finanzas públicas no son heroicas. No forman parte del imaginario histórico con la misma intensidad que los gestos y las gestas de los próceres. Pero la historia de nuestras desventuras como naciones independientes puede leerse en el camino de nuestras haciendas públicas, en la baja calidad de sus finanzas. Las guerras de Independencia fueron la peor escuela imaginable en esta materia. Una escuela de saqueo, confiscaciones, préstamos forzosos, impuestos especiales, suspensión de garantías económicas, despojo patrimonial de los enemigos. Conclusión: mala hacienda, mal gobierno.  

2. Las instituciones republicanas y democráticas no nacieron de nuestras costumbres políticas, sino de la quiebra inesperada de la legitimidad de una monarquía; su remplazo fue un experimento colectivo de gobiernos improvisados, especialistas en caer y ser derribados. Países como México no hallaron la forma efectiva de practicar las reglas democráticas soñadas por sus constituciones republicanas, sino hasta el año 2000. Lo que hubo en medio fue una hercúlea ortopedia de las viejas costumbres monárquicas metidas a empujones en los moldes constitucionales de gobiernos republicanos, democráticos y representativos. El país no tuvo estabilidad política, sino cuando pudo encontrar formas semimonárquicas de gobierno, hábilmente ejercidas mediante la manipulación de las formas democráticas previstas en la ley. Fueron las décadas de la presidencia personal de Porfirio Díaz en el siglo XIX y de las "monarquías sexenales" de los presidentes del PRI en el siglo XX. Podríamos estar estos días en un nuevo viaje de regreso a la costumbre, por encima de la ley.

martes, 17 de septiembre de 2019

lunes, 16 de septiembre de 2019

¿Traición?

Serpientes y Escaleras 

Morena en Jalisco: sale Lomelí ¿entra Lemus? 
 16/09/2019 -Salvador García Soto  
Después de la caída estrepitosa del superdelegado en Jalisco, Carlos Lomelí —ahora además de despedido también vetado con sus empresas farmacéuticas en el gobierno federal— Morena y la 4T han comenzado a buscar nuevos prospectos para la estratégica entidad jalisciense, con miras primero a los comicios de 2021 y luego a la renovación de la gubernatura en 2024. 

Y en lo que parece ser la respuesta al intento del gobernador Enrique Alfaro por construir un "bloque de oposición" que enfrente a la hegemonía morenista en los comicios intermedios por la Cámara, ahora desde el partido gobernante buscan fracturar a Movimiento Ciudadano en el estado donde es más fuerte. Desde Morena han puesto en marcha una sigilosa operación para arrebatarle Jalisco al rijoso gobernador emecista y estarían hablando con el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus, aliado desde hace casi cinco años de Enrique Alfaro, para convencerlo de empezar una mudanza silenciosa, pero efectiva a las filas de la Cuarta Transformación. 

El expresidente de Coparmex Jalisco ha tenido reuniones por separado con el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo (su padrino político), con la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, y con Gabriel García, el Coordinador General de Programas Integrales de Desarrollo y jefe de los delegados en los estados. De hecho, el mismo Lemus buscó un acercamiento desde antes del inicio del gobierno con la carta personal que le mandó en agosto de 2018 el entonces presidente López Obrador, en la que, con el pretexto de pedir la sede nacional de Conacyt para Zapopan, el alcalde de MC aprovechaba para autopromocionarse: "Seremos el primer gobierno reelecto de esta ciudad. Votaron por nosotros 257 mil zapopanos, un 42% más de los que nos dieron su confianza hace tres años. Siempre he privilegiado el diálogo directo y abierto", le decía en aquella misiva al presidente el alcalde Lemus. 

Pablo Lemus le había pedido a Enrique Alfaro sucederle en la gubernatura, pero el gobernador lo habría rechazado pues su alfil es el joven senador Clemente Castañeda, el gerente que él puso al frente de la dirigencia del MC y que Dante Delgado avaló. Un indicio de que el alcalde de Zapopan prepara un posible salto a Morena es la posición que tomó en el asunto de las Villas Panamericanas. Alfaro ordenó venderlas en un acuerdo con Lemus, pero éste último lo traicionó y usó el tema de pretexto para romper públicamente con el gobernador al prohibir los permisos para su habitabilidad.
La trama es simple, Lemus se iría a Morena como candidato a la capital del estado en 2021 y como candidato a gobernador en 2024. Con este movimiento Lemus le daría además la puntilla al ex superdelegado Lomelí y pondría a prueba su popularidad contra un debilitado Enrique Alfaro. 

Y es que en la lectura de la 4T, Movimiento Ciudadano está muy frágil en Jalisco. Tras las elecciones federales de 2018 apenas pudo conservar su registro al haber obtenido en el cómputo final porcentajes mínimos con un 4.41% de votos en la elección para diputados federales y 4.68% para senadores. 

Además, el tema de la seguridad le está haciendo crisis al gobernador emecista Enrique Alfaro. El estado está convertido en un cementerio, un día y otro también hay ejecuciones en cualquier lugar, a plena luz del día y eso ha colocado a la entidad en los primeros lugares de violencia en el país, a pesar de que el gobernador en una reciente reunión con empresarios y Alfonso Romo presumió que "realmente" está en el lugar 12 de inseguridad. 

Otro elemento es la pérdida de popularidad del gobernador, quien a pesar de haberse aliado con Claudio X. González para "tumbar" al exsuperdelegado, Carlos Lomelí, mantiene una tendencia decreciente en sus niveles de aprobación en el estado. 

En Jalisco se libra entonces una lucha estratégica con miras a 2021: de un lado Enrique Alfaro intentando liderar una gran alianza de partidos de oposición que formen un "bloque opositor" para enfrentar a Morena y a López Obrador en 2021, y del otro lado, Morena buscando sustituir el extraviado liderazgo de Lomelí, con un nuevo prospecto para el 2024 en la persona del actual alcalde de Zapopan, Pablo Lemus, con lo que de paso le asestarían un golpe a Alfaro y a MC en el estado. Veremos a quién le sale mejor la operación.

domingo, 15 de septiembre de 2019

jueves, 12 de septiembre de 2019

miércoles, 11 de septiembre de 2019

martes, 10 de septiembre de 2019

lunes, 9 de septiembre de 2019

miércoles, 4 de septiembre de 2019

martes, 3 de septiembre de 2019

Hélène

El papá de David: Efraín Huerta (1914-1982)

Lo sentí

No fue
Una separación
Ni siquiera
Un desgarramiento
Simplemente
Me dijo
Que me fuera
Mucho
Pero muchísimo

Metro: vagones que van en chilanguiza/ O el transporte que Gdl siempre ha rehusado construir por enterrado : "no se ve" ( como la Línea 3 )

El presidente Díaz Ordaz y el regente Corona del Rosal, inauguran el metro de la CDMX el 4 de septiembre de 1969

David Huerta (1949), Premio Fil de Literatura

The Child is Father of the Man

No sé cómo buscarte dentro de mí,
niño que fui: si debo escarbar
encarnizadamente
en la memoria
o invocarte por medio de magias repentinas
en las que no creo.

Estás perdido pero no para ti mismo:
sólo para mí. Sin embargo soy tú,
o eso me dicen quienes parecen
saber más de mí que yo mismo; o que tú.

En el tiempo de la vida
tuviste un tiempo propio,
largo, dilatado
hasta el confín de juegos infinitos.

Sé que jugabas como ahora yo juego:
pero eso no es encontrarte. Soy tu repetición
—siquiera en el esplendor mínimo
del juego —y sus inocencias y sus culpas.

William Wordsworth afirma
que eres mi padre:
él juega un juego estrafalario
con los años, con las edades
y con la genética. Por las entrañas
y por la biología,
mi padre fue otro
—y ya está muerto. Tú estás vivo.
Y es cierto que vives
como una sombra palpitante
dentro de mí. Pero no conozco ese «dentro».

Cuando examino el interior de lo que soy
hallo solamente un amasijo de formas
indistintas, apenas discernible
por un esfuerzo del recuerdo.
Pero estás ahí, impalpable, invisible.

Acércate. Pienso a veces
que no quieres hacerlo
para que yo no te mate. O te me escapas
minuciosamente
por una voluntad incomprensible
de ocultamiento. Pues sospecho
que no me tienes miedo
—como no le tiene miedo la sombra
al cuerpo que la proyecta sobre la pared.

Es posible que siempre estés aquí
y seas la forma sagrada
de una ignorancia cósmica
que debería atormentarme.
Pero quizá, mejor aun,
tienes la hondura de una sabiduría
visionaria.

Sin embargo, sé que aborreces
tales grandes palabras, acaso
porque las desconocías
o porque ellas te desconocían.

Entre mil otras cosas, puedo entender
que eres precisamente eso:
el desconocimiento de las grandes palabras.

Que por el tiempo presente de tu ausencia
o de tu estilo de esconderte
eso me baste. Mientras tanto, en sueños,

murmuro tus cantos sin significado
y en la vigilia intento ponerlos
en líneas irregulares de juego serio,
ese otro confín.

De(do)puesto


http://66.media.tumblr.com/tumblr_lj9rl0t53Z1qgqq8eo1_r1_500.gif

lunes, 2 de septiembre de 2019

¿No (a)cuerdo?


Urbanosaurio

Imagen relacionada

Contra los números

Misterios de la trinidad
-Jesús Silva-Herzog Márquez, 2 sep 019 

(...) La política lopezobradorista es, en ese sentido, hondamente reaccionaria. Una política que desprecia el conocimiento y la técnica, que desconfía de los especialistas, que apuesta todo a su intuición y a su sensibilidad. Ayer, cuando volvió a la carga contra los números dejó claro que, a su juicio, lo esencial no es medible. En su primer-tercer informe, describió a los números como una obsesión de los tecnócratas que la Nueva Era debe superar. ¿Para qué perder el tiempo midiendo el crecimiento si ese dato no es relevante para la felicidad del alma? En la diatriba presidencial contra la medición del crecimiento, hay, por supuesto, un reproche moral. Los economistas que le toman el pulso a ese dato se fugan de la realidad. Se preocupan por montos y porcentajes porque no se conmueven con la vida. Medir no es, entonces, proveerse de un instrumento confiable para orientar la acción. Una herramienta para registrar adelantos y para identificar problemas. El Presidente sostiene que medir es evadirse de lo importante. Así lo dijo ayer. "Otro elemento básico de nuestra política es hacer a un lado, poco a poco desechar la obsesión tecnocrática de medirlo todo en función del simple crecimiento económico. Nosotros consideramos que lo fundamental no es lo cuantitativo, sino la distribución equitativa del ingreso y de la riqueza". Y más adelante aseguraba el Presidente que ahora hay más desarrollo y más bienestar. Lo notable de estas líneas es que, al tiempo que desprecia la objetividad de la cifra, abraza con absoluta certeza una percepción que no tiene el mínimo sustento en la lógica ni en la evidencia. (...)
Imagen relacionada

domingo, 1 de septiembre de 2019

miércoles, 28 de agosto de 2019

lunes, 26 de agosto de 2019

Regreso a clases 4T


¿Nomás milando?

¿Es el fin del modelo Made in China?
-Luis Miguel González 
¿En qué punto estamos de la Guerra comercial entre Estados Unidos y China? Los que piensan que la guerra no ha comenzado, comparan el incremento de aranceles con una escaramuza; los que afirman que la guerra ya comenzó, explican cómo las sanciones comerciales se parecen más al lanzamiento de misiles comerciales. 

Escaramuza o intercambio de misiles, los expertos coinciden en que esta espiral de aumento de tarifas traerá una reducción en el volumen del comercio mundial y un incremento en el riesgo de una recesión global. También provocará el desmantelamiento del modelo Made in China, como lo hemos conocido. 

Este modelo, que nació en la década de los ochenta, convirtió a China en La Gran Fábrica del Mundo. Se caracterizó por el desarrollo de cadenas de producción o cadenas de valor que, en una primera etapa, vinculaban la investigación y desarrollo hecha en Estados Unidos con la manufactura Made in China. Con los años, se incrementó la interdependencia mutua y el modelo se volvió más complejo. China empezó a desempeñar más roles: inversionista en Estados Unidos; protagonista en investigación y desarrollo (acusado de espionaje industrial); mercado relevante para las grandes empresas de Estados Unidos y competidor feroz en los campos que definirán el siglo XXI, Inteligencia Artificial y tecnología 5G, imprescindible para el internet de las cosas. 

La época de oro de este modelo ha llegado a su fin. En el último año muchas empresas manufactureras, proveedoras de gigantes estadounidenses están saliendo de China y relocalizando algunas de sus plantas, principalmente en países como Taiwan, Indonesia e India. Las compañías tecnológicas chinas están buscando en Europa y Asia proveedores alternativos para reducir su dependencia de las tecnológicas estadounidenses. 

Las decisiones de Donald Trump acelerarán la tendencia hacia una reconfiguración de la Fábrica Global. Esta será de tal magnitud que equivaldrá a una ruptura de las cadenas globales de producción que conocemos ahora. Hay oportunidades para México, porque aquí se pueden producir muchas cosas que son Made in China dedicadas al mercado de Estados Unidos. Hay oportunidades para México, pero la competencia es tremenda. ¿Qué se necesita para convertir el Made in China en Made in Mexico?

Regreso a clases de Mini-erva


Modelo de comunicación mañanero con grietas

De mañaneras, cretinos y algo más
 -Raymundo Riva Palacio 

El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a uno de sus temas favoritos: insultar periodistas. En esta ocasión le tocó a quien esto escribe, a quien llamó cretino por haber publicado una columna "El negocio de las Mañaneras", el lunes pasado, donde se hacía referencia a que empresas estaban aprovechando el formato caótico que tienen sus conferencias de prensa matutina, para plantar preguntas, pagando 200 mil pesos a quien la formulara, para obtener del Presidente una respuesta que apoyara sus intereses particulares. Fue un denuesto gratuito. No le faltaré el respeto a López Obrador, por la investidura presidencial, ni a Andrés Manuel, como individuo, porque los vituperios no son lo mío.
La ofensa la hizo el viernes durante su mañanera en Villahermosa. En la víspera le habían hecho la pregunta en Palacio Nacional, pero había eludido una respuesta directa. En esta ocasión no sólo la tomó, sino que mostró su enojo, que es una apreciación subjetiva, y su desinformación, que es una apreciación objetiva. El rápido intercambio de preguntas y respuestas, fue así:

Presidente: "Nosotros tenemos que entender que la política es un imperativo ético, no puede haber un doble discurso, una doble moral. Digo esto también porque leyendo ayer (jueves), de un columnista de esos famosísimos, que eran muy famosos pero ya ahora las redes sociales están arrasando, tienen que revisar eso los columnistas famosos de antes. Decía un columnista que aquí pagábamos, repartíamos chayo de 200 mil pesos. A ver, a ver, a ver ¿cómo está eso?".
Periodista: "¿Riva Palacio?".
Presidente: "Sí, Riva Palacio. Imagínense la falta de respeto, que además qué desfachatez. Eso no es cinismo, es cretinismo. Pero hay que respetar a todos, ¿no?". 
Curiosa su forma de respeto. Pero veamos. El Presidente acusó: "Decía un columnista que aquí pagábamos, repartíamos chayo de 200 mil pesos". El texto dice lo siguiente: 

"… es una conferencia sin acotamientos ni reglas de juego, donde López Obrador se lanza todos los días a la selva, donde hay interlocutores domesticados que se mezclan con profesionales de la información. Ahí era donde se encontraron las ventanas de oportunidad. Si el Presidente respondía cualquier pregunta, ¿habría manera de controlar las preguntas que pudieran afectar a una persona o a una empresa? ¿Podría haber censura previa de esas preguntas? No era posible tener ese control. La jungla en Palacio Nacional es real. Lo que sí encontraron, cuando menos en dos casos que han trascendido, es que si no se podía impedir una pregunta y una respuesta del Presidente, sí se podía contratar que uno de los presentes cotidianos en ‘las mañaneras’ repreguntara para lograr hacer un control de daños y minimizar la crisis que podría desatar un comentario negativo de López Obrador en cadena nacional. Por 200 mil pesos hubo personas que asisten todas las mañanas a la comparecencia del Presidente, que aceptaron la tarea de contrapreguntar". 

Entonces, el Presidente se equivocó, leyó mal o le informaron peor. En el texto, para evitar confusión, desinformación o mala fe, se puntualizó: "El negocio de ‘las mañaneras’, es pertinente saberlo y tenerlo presente, no es algo diseñado o tolerado por López Obrador". (El subrayado es mío). 

La diatriba del Presidente es difamatoria porque es mentira. La columna mencionó que era una iniciativa de empresas, no de la Presidencia, y que López Obrador era ajeno a esos manejos. En todo caso, como demuestra la manipulación que hizo de él quien le proporcionó combustible para la calumnia, demuestra que "el formato que él construyó, que diariamente alimenta y que casi siempre goza, a decir por su lenguaje de cuerpo, favorece la existencia de estas estrategias que aprovechan las condiciones inéditas en las que se da la comunicación circular". 

Después de sus insultos, paradójicamente, quien esto escribe recibió más información sobre el tema: un contratista de una empresa paraestatal ofreció dinero para que le hicieran una pregunta al Presidente, y pudiera conocer la posición de López Obrador sobre un tema específico de su mayor interés; un gobierno estatal también pagó para plantar otra pregunta para que, al ventilarse públicamente el tema de su interés, pudiera desencadenar una serie de acciones de gobierno; y en otro caso, la crítica a una empresa la obligó a pagar desplegados en prensa para neutralizar los ataques.  
La columna mostraba la vulnerabilidad del modelo de comunicación y sus riesgos, para que se pudieran hacer ajustes. Era un ejercicio normal en la prensa, alumbrar donde se considera hay algo que debe observarse para corregirse. En los medios no se espera agradecimiento por lo que es su trabajo, pero tampoco una filípica. En cualquier caso, este momento no deja de ser parte de la picaresca matutina y del anecdotario profesional. Sin embargo, hay una variable preocupante. 

Si el Presidente decidió subirse a una locomotora y estrellarse contra un muro, con injurias sin el menor sustento y totalmente errático, la pregunta y duda es si así es como toma las decisiones que afectan la vida de 130 millones de mexicanos. Que insulte a un periodista o a alguna otra persona es, salvo personas relevantes, un pie de página en la crónica de su sexenio. Pero si resuelve políticas públicas o acciones estratégicas sin información, manipulado con mentiras por sus asesores, sí tenemos un problema como país. López Obrador se mostró como un Presidente con la sangre caliente, capaz de sacar su retórica más violenta sin tener la información correcta. No es la forma como se deben tomar las decisiones, menos aún las de un jefe de Estado. Su responsabilidad requiere de eso, responsabilidad, que es lo menos que debemos exigirle al Presidente.

jueves, 22 de agosto de 2019

miércoles, 21 de agosto de 2019