viernes, 28 de febrero de 2020

Findesemanía fin fiebrero

Es viernes y don Venus lo sabe


Hundimiento


Don Étimo y el colonavilus

A fin de no estigmatizar a China (en cuya provincia de Wuhan, brotó el primer caso de coronavirus) la Organización Mundial de la Salud anunció, el 11 de febrero de 2020, que COVID-19 es ahora el nombre oficial de la enfermedad. 
Se trata de un acrónimo a partir del inglés: co(rona)vi(rus)d(isease) (20)19.
La palabra del inglés: disease procede de la combinación de: dis ('carencia', 'sin') y el vocablo ease ('cómodo', 'a gusto').


¿Cuál es el origen de este virus? 

 Según informaron las autoridades chinas el día 31 de diciembre, todos los contagios del virus parecían estar estrechamente relacionados con un mercado de la ciudad de Wuhan, el mercado de mariscos de Huanan, en el que también se venden -y se comen ¡vivos!- murciélagos, serpientes, pangolines y otras especies de animales silvestres. La principal hipótesis para la aparición del virus es que se trata de una zoonosis, es decir, de la transmisión accidental a seres humanos de un virus propio de una especie animal.
 Actualmente se conocen unas 40 especies de coronavirus y sólo 7 de ellos afectan a los seres humanos. De estos coronavirus desarrollados en humanos, el recientemente encontrado en Wuhan no es el más virulento. En la década de los 2000 se describieron dos coronavirus mucho más virulentos: el coronavirus SARS y el coronavirus MERS. De hecho, el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, causado por el coronavirus SARS, tiene una mortalidad del 30%, mientras que la asociada al nuevo coronavirus de Wuhan se estima mucho menor al 11%.


Pem-ex

Caja fuerte 
Dos formas de producir números rojos en Pemex: Lozoya y Romero 
-Luis Miguel González, 28 de febrero de 2020, El Economista 
  Pemex perdió 346,135 millones de pesos en el 2019. Con esta empresa no aplica la máxima de John D. Rockefeller que decía: "El mejor negocio del mundo es una petrolera; el segundo mejor negocio del mundo es una petrolera mal administrada". 

Pemex es una máquina de destrucción masiva de riqueza. Tan sólo en el cuarto trimestre del año perdió 169,800 millones de pesos, equivalentes a casi 1,850 millones de pesos diarios. El cuarto fue el peor trimestre de un año tan malo, que para ver los datos la esperanza necesita una sonrisa forzada: 346,135 millones perdidos. Para poner esta cifra en perspectiva basta decir que es 70% superior a los ahorros de 200,000 millones de pesos que el equipo de AMLO logró por "evitar duplicidades, sobrecostos, acotar la corrupción y hacer más eficiente el gasto", según Raquel Buenrostro. El dato lo dijo cuando era oficial mayor de Hacienda y corresponde a 11 meses: de diciembre del 2018 a octubre del 2019. 

El tamaño de las pérdidas deja claro que Pemex no ha salido de terapia intensiva y que los médicos no han encontrado la cura. Los 346,135 millones de pesos son la mayor pérdida desde el 2015. ¿Cuánto de estas pérdidas es atribuible a las secuelas de la pésima gestión de Emilio Lozoya, bajo el liderazgo de Luis Videgaray, y qué parte debemos cargar a lo que han hecho o dejado de hacer Octavio Romero en la dirección de Pemex y Rocío Nahle desde la Secretaría de Energía? 

Los partidarios de AMLO apuntarán al encarcelado Lozoya y también culparán al jefe Videgaray. Tienen mucha razón en pedir que se vea mas allá del 2019 para entender lo que pasó el año pasado. Con Lozoya, Pemex se convirtió en la empresa petrolera más endeudada del mundo. Durante su gestión, la deuda pasó de alrededor de 50,000 millones de dólares a más de 100,000 millones de dólares. A Videgaray le corresponde, mínimo, la responsabilidad por no haber frenado a Lozoya. Digo mínimo, porque el exsecretario de Hacienda es señalado también como corresponsable de las grandes decisiones en compras, contratación de deuda y alianzas con empresas de dudosa reputación. 

Por salud mental y por sentido común, no podemos quedarnos con el sexenio de Peña para explicar el primer año de Pemex con AMLO. El presidente quisiera que fuéramos a los seis años de Calderón y más para atrás para completar las tres décadas del neoliberalismo, pero estamos obligados a concentrarnos en lo que pasó en el 2019. 

¿Qué ha hecho Octavio Romero y por qué no se nota el éxito en el combate al huachicol en forma de reducción de pérdidas? El director de Pemex ha sido más que discreto. Es todo lo contrario a Lozoya; casi no habla, tampoco escribe y mucho menos se le conocen escándalos. Tiene fama de honesto, pero no ha logrado ser reconocido por su eficiencia. Mejor dicho: empieza a generar dudas sobre su aptitud para el puesto como director general de la mayor empresa de México. 

En su primer año, casi todos los números indican retrocesos. Pemex tuvo una caída de sus ventas de 16.5% y una pérdida significativa en su participación de mercado por el avance de sus competidores. La empresa también presenta una disminución de 3.2% en tareas de refinación y una caída de 8% en la producción de petroquímicos. La producción petrolera bajó en 135,000 barriles diarios en promedio y las exportaciones tuvieron una caída de 5% en el volumen comercializado. La capacidad utilizada de las refinerías bajó de 37% en el 2018, a 36% en el 2019. Hubo un subejercicio de 26% en el presupuesto de inversión total de la empresa. 

Con estos números, cabe la pregunta: ¿la 4T no tiene alguien capaz de producir mejores resultados en Pemex?

Nueva bandera china

Caricatura de Niels Bo Bojesen

Duda

¿Quién mata con más rigor?
Amor.
¿Quién causa tantos desvelos?
Celos.
¿Quién es el mal de mi bien?
Desdén
¿Qué más que todos también
una esperanza perdida,
pues que me quitan la vida
amor, celos y desdén?

'
¿Qué fin tendrá mi osadía?
Porfía.
¿Y qué remedio mi daño?
Engaño.
¿Quién es contrario a mi amor?
Temor.

Luego es forzoso el rigor,
y locura el porfiar ,
pues mal se pueden juntar
porfía, engaño y temor.

'
¿Qué es lo que el amor me ha dado?
Cuidado.
¿Y qué es lo que yo le pido?
Olvido.
¿Qué tengo del bien que veo?
Deseo.
Si en tal locura me empleo,
que soy mi propio enemigo,
presto acabarán conmigo
cuidado, olvido y deseo.

'
Nunca mi pena fue dicha.
Desdicha.
¿Qué guarda mi pretensión?
Ocasión.
¿Quién hace a amor resistencia?
Ausencia.
Pues ¿dónde hallará paciencia,
aunque a la muerte le pida,
si me han de acabar la vida
desdicha, ocasión y ausencia?

'
 -Lope de Vega
La guardiana, 2014, Chie Yoshii

jueves, 27 de febrero de 2020

Puente digital


Media verdad, mentira completa/ Denunciacalumnia en redes

La falacia de la verdad a medias es una falacia en que se presenta algo creíble y se toma eso como buena razón para creer que el resto de la presentación es verdadera. Una persona engañada por una verdad a medias podrá considerar la proposición o declaración como una verdad absoluta y actuar en consecuencia. 

«¿Dijiste media verdad? Dirán que mientes dos veces si dices

la otra mitad»

-Antonio Machado

Jueves de... Alto Júpiter/ 'Alto Giove'


Alto Giove
è tua grazia è tuo vanto
il gran dono di vita immortale
che il tuo Cenno sovrano mi fà
' 
Ma il rendermi poi quella
già sospirata tanto
Diva amorose e bella
è un dono senza uguale come la tua beltà
 '
 **************************
 Alto Júpiter 
 es tu gracia y tu poder 
el gran don de la vida inmortal
 que tu señal soberana me hace
' 
Pero rendirme por aquella
que tanto anhelaba,
Diosa amorosa y bella, 
Es un don sin igual como tu belleza
'

( La presente aria de la ópera Polifemo del compositor italiano Nicola Porpora, trata de Acis que agradece a Júpiter por haberle hecho inmortal tras haber sido asesinado por Polifemo. Ambos formaban un triángulo amoroso con la ninfa Galatea. Acis se metamorfosea en río, en Sicilia.)

Grouchakespeare

"She should have died hereafter.
There would have been a time for such a word.
Tomorrow, and tomorrow, and tomorrow
Creeps in this petty pace from day to day
To the last syllable of recorded time.
And all our yesterdays have lighted fools
The way to dusty death. Out, out, brief candle.
Life’s but a walking shadow, a poor player
That struts and frets his hour upon the stage,
And then is heard no more. It is a tale
Told by an idiot, full of sound and fury,
Signifying nothing."

(
(These words are uttered by Macbeth after he hears of Lady Macbeth’s death, in Act 5, scene 5, lines 16–27. Given the great love between them, his response is oddly muted, but it segues quickly into a speech of such pessimism and despair—one of the most famous speeches in all of Shakespeare—that the audience realizes how completely his wife’s passing and the ruin of his power have undone Macbeth.)

miércoles, 26 de febrero de 2020

Desaliño...

A una dama que salió revuelta una mañana

'
Hermoso desaliño, en quien se fía
cuanto después abrasa y enamora,
cual suele amanecer turbada aurora,
para matar de sol al mediodía.

'
Solimán natural, que desconfía
el resplandor con que los cielos dora;
dajad la arquilla, no os toquéis, señora,
tóquese la vejez de vuestra tía.                                                       


Mejor luce el jazmín, mejor la rosa
por el revuelto pelo en la nevada
columna de marfil, garganta hermosa.

Para la noche estáis mejor tocada;
que no anocheceréis tan aliñosa
como hoy amanecéis desaliñada.


-Lope de Vega

 

martes, 25 de febrero de 2020

lunes, 24 de febrero de 2020

Onirismo


El pasmo exagerado

No tengo palabras 
-Álex Grijelmo, El País, 23 de febrero 2020  
Recuerdo haber oído de niño al joven presentador de un festival de fin de curso que, cuando estaba hablando del artista que intervendría a continuación, dijo: "No tengo palabras para describir su arte". Me sorprendí en mi butaca de la fila tres y me dije para los adentros: "Pues vaya un presentador, si no tiene palabras". Pero un directivo del colegio, sentado en la fila dos, comentó con su vecino: "Qué buen presentador es este chico". Entendí entonces que en ese oficio se usaban fórmulas absurdas que un presentador necesitaba conocer para que le considerasen un buen presentador. Y que "no tengo palabras" era sin duda una de ellas.
Pero años después empecé a cuestionar mi propia deducción, hasta decidir que "no tengo palabras", lejos de constituir una frase inteligente, representaba un fracaso para quien ejerciera precisamente como profesional de las palabras. En un presentador, "no tengo palabras" equivalía a "no tengo fruta" en un frutero o a "no tengo libros" en una bibliotecaria. 

Desde entonces desconfío también del traductor que señala un término como intraducible o del periodista que califica de "indescriptible" una situación. 

Y en los últimos años me vengo topando a cada rato con dos frases hechas que me evocan todo eso. 

Una es "y cuando digo todo, es todo". O "y cuando digo nadie, es nadie". O "y cuando digo mucho, es mucho". Entiendo que se usen coloquialmente, y que a los interlocutores les resulte útil esa vehemente contundencia. Pero si se la oigo a un presentador, aunque se trate de un festival de fin de curso, me pregunto si no le estará restando valor al significado de las palabras; o si en realidad será responsabilidad de todos (y cuando digo todos, es todos) el hecho de que ciertos vocablos necesiten una repetición para que no parezcan de menor cuantía. En este caso, más que no tener palabras lo que nos sucede es que no tenemos significados. 

La segunda expresión reciente que sugiere esa supuesta incapacidad de la lengua para nombrar la idea que deseamos transmitir se oye hoy en día a cada rato: "Grande, no; lo siguiente". "Caro, no; lo siguiente". "Largo, no; lo siguiente". Parece de nuevo que no tuviéramos recursos para elevar la gradación. 

En la mayoría de los casos, "lo siguiente" es el superlativo: grandísimo, carísimo, muy largo. Caramba, no costaba tanto decirlo. Ahora bien, si se enuncia ya de entrada ("grandísimo, no: lo siguiente"), ¿qué es lo siguiente de grandísimo, larguísimo o muy caro? 

El asunto se pone difícil si quien habla evita aparentar la edad que no tiene y desecha expresiones juveniles como "supergrande", "hipercaro" o "megalargo"; o si le suenan demasiado ajenas opciones como "archicaro", "extralargo" o "requetegrande". 

Pero el idioma siempre brinda soluciones. Lo siguiente de "grandísimo" puede ser "grandioso", lo siguiente de "carísimo", "inaccesible"; y para lo siguiente de "larguísimo" cabría acudir a "interminable". A "buenísimo" le puede suceder "formidable"; a "sorprendidísimo" le superan "perplejo" o "estupefacto"; alguien que está "lo siguiente de tristísimo" puede sentirse "abatido" o "sobrecogida"; "colosal" o "gigantesco" elevan el grado de "grandísimo"… Y hallaremos otros adjetivos contundentes como "descomunal", "eterna", "bárbaro", "tremendo", "morrocotudo"…, todos ellos en el límite donde comienzan las exageraciones. Pero cualquier opción, incluida la desmesura, será mejor que no tener palabras, porque eso implica carecer de los recursos que nos sirven para argumentar, convencer, seducir, enamorar... o lo siguiente.

domingo, 23 de febrero de 2020

La estupidez en cohete

 Mike Hughes con su cohete
Mike Hughes, el piloto estadounidense que murió en el intento de probar que la Tierra era plana
-Redacción BBC News Mundo, 23 febrero 2020
'  

 Mike Hughes -de 64 años y conocido como el "loco Mike" (Mad Mike)- murió al instante. El piloto quería ir al espacio en su nave propulsada por vapor, para demostrar su teoría de que la Tierra era plana. 
Según informes, la hazaña de Hughes llevada a cabo este sábado, se filmó como parte de Homemade Astronauts, una nueva serie de televisión sobre fabricantes de cohetes aficionados que se emitirá en el Canal de la Ciencia en Estados Unidos. El proyecto tuvo que realizarse con un presupuesto ajustado. 

No era la primera vez que el estadounidense intentaba ir al espacio. Tras varias pruebas fallidas, esta vez el "loco Mike" quería alcanzar los 5, 000 pies (1, 525 metros), de acuerdo con información publicada en el sitio space.com. 

Un video en las redes sociales muestra cómo el cohete sale disparado al cielo antes de caer al suelo. Además, se puede ver cómo se despliega un paracaídas detrás del cohete, aparentemente demasiado anticipado, sólo segundos después del despegue.
A través de su cuenta de Twitter, el Canal de la Ciencia dijo que Hughes había muerto "persiguiendo su sueño".  
 Tras el accidente, la comisaría del Condado de San Bernardino indicó que sus oficiales fueron alertados del fallido despegue del cohete alrededor de las 14:00 horas del sábado: "Un hombre fue declarado muerto después de que el cohete se estrellara en el desierto abierto", dijeron los policías mientras que un allegado a Hughes confirmó a los medios de comunicación estadounidenses que el piloto había muerto.
Darren Shuster, un ex representante del "loco Mike", le dijo al sitio web TMZ que el piloto era "único en su clase". 

"Cuando Dios hizo a Mike, rompió el molde. El hombre vivió al límite. ¡No habría salido de otra manera! RIP", dijo. 

Hughes y sus asistentes construyeron el cohete casero en su patio trasero, gastando alrededor de 18, 000 dólares. La nave utilizaba vapor expulsado a través de una boquilla para propulsión. El temerario piloto, que vivía en Apple Valley, fue noticia cuando anunció su intención de demostrar su teoría de que la Tierra era plana. En marzo del año pasado, Hughes logró una altitud de 1, 870 pies (570 metros) antes de desplegar sus paracaídas y aterrizar con un golpe. Después de hablar, Hughes dijo: "¿Que si me alegro de haberlo hecho? Sí, supongo. Lo sentiré por la mañana. No podré salir de la cama. Al menos puedo ir a casa, y cenar y ver a mis gatos esta noche ". El piloto también se hizo famoso en 2002 cuando estableció el récord mundial de Guinness por el salto de auto de lujo más largo: más de 31 metros en una limusina Lincoln Town Car.

Sonido oculto

Máscara roja, 1940, Rufino Tamayo

viernes, 21 de febrero de 2020

jueves, 20 de febrero de 2020

Cita


Salve Regina

Salve Regina, Mater Misericordiae,
Vita, dulcedo, et spes nostra, Salve!
 '
Ad te clamamus, exsules filii [H]evae, 
Ad te suspiramus, gementes et flentes, 
In hac lacrimarum valle.
'
Eja ergo, Advocata nostra,
Illos tuos misericordes oculos ad nos converte
'
Et Jesum, benedictum fructum ventris tui,
Nobis, post hoc exilium, ostende,
'
O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. 
******************************************
 
Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia,  
vida, dulzura y esperanza nuestra.

A ti clamamos, los desterrados hijos de Eva;
a ti suspiramos, gimiendo y llorando  
en este valle de lágrimas. 

Ea, pues, Señora, abogada nuestra, 
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos,

y a Jesús, fruto bendito de tu vientre
 después de este destierro, muéstranoslo
'
Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María

miércoles, 19 de febrero de 2020

Obvio


¿Homicidio, femicidio... o feminicidio?

El desarrollo conceptual llevado a cabo por la antropóloga  y política Marcela Lagarde se origina en una diversa interpretación de la palabra femicide. Ella señala que, en castellano -es decir, femicidio-, no constituye más que una voz homóloga a homicidio, por lo que indica sólo el homicidio de una mujer:
'
"Transité de femicidio a feminicidio porque en castellano femicidio es una voz homóloga a homicidio y sólo significa asesinato de mujeres. Nuestras autoras definen femicidio como crimen de odio contra las mujeres, como el conjunto de formas de violencia que, en ocasiones, concluyen en asesinatos e incluso en suicidios de mujeres.
Identifico algo más para que crímenes de este tipo se extiendan en el tiempo: es la inexistencia del Estado de derecho, bajo la cual se reproducen la violencia sin límite y los asesinatos sin castigo, la impunidad. Por eso, para diferenciar los términos, preferí la voz feminicidio (...)"
'
En consecuencia, para Lagarde la expresión feminicidio surge por la insuficiencia que tendría la voz femicidio para dar cuenta, básicamente, de todos los elementos presentes en estos crímenes: la misoginia (aversión u odio a las mujeres), y la responsabilidad estatal al favorecer la impunidad de los mismos.
Desde esa perspectiva, Lagarde ha calificado al feminicidio como un "crimen de Estado" dada "la inexistencia del Estado de derecho, bajo el cual se reproducen la violencia sin límite y los asesinatos sin castigo, la impunidad". Este concepto de feminicidio apela, de este modo, al marco del derecho internacional de los derechos humanos, al enfatizar la responsabilidad estatal en esta forma de violencia contra las mujeres, lo que no ocurre  con esa intensidad en la expresión femicidio ni en su antecedente en ingles, femicide.
Para Marcela Lagarde la diferencia entre el desarrollo teórico en relación con femicide y el suyo, en torno al feminicidio, radica en que la primera limita su análisis al contexto del "patriarcado", mientras Lagarde lo hace extensivo además al contexto de un "Estado de derecho".
Julia Monárrez también alude a estos aspectos en relación con los crímenes de Ciudad Juárez al señalar:
'
"El Estado , secundado por los grupos hegemónicos, refuerza el dominio patriarcal y sujeta a familiares de víctimas y a todas las mujeres a una inseguridad permanente e intensa a través de un periodo continuo e ilimitado de impunidad y complicidades al no sancionar a los culpables ni otorgar justicia a las víctimas."
'
-Fragmento del libro Femicidio/Feminicidio, 2014, de Patsilí Toledo Vázquez en Ediciones Didot

martes, 18 de febrero de 2020

De la coprolalia

En qué cacabeza cabe
- Guillermo Sheridan, 18 feb 2020

 En el perpetuo combate contra el mal que acomete nuestro presidente, el Primer y único Magistrado Andrés Manuel López Obrador, abundan las representaciones del mal como una "suciedad", una sociedad de suciedad que debe limpiarse como los establos de Hércules; el individualismo (sic)"es una mancha negra" que es imperativo lavar; la corrupción es una basura que hay que limpiar "de arriba para abajo, como las escaleras"; el neoliberalismo "nos dejó un cochinero que tenemos que limpiar", etcétera.
Es una elección metafórica natural, desde luego, sobre todo para una mentalidad moralista. 

Pero este encomiable afán por asear la vida pública ha ido aumentando su expresividad con una energía proporcional a la conciencia de su dificultad. El investido comenzó por emplear las interjecciones "¡fuchi!" y "¡guácala!", de suyo simplonas, cuya más reciente deriva potencia a extremos superiores.
La semana pasada, ante la población náhuatl de Milpa Alta, CDMX, en su habitual diatriba contra la corrupción, arropado por bufandas y collares floridos, el Mandatario sentenció que "¡el corrupto está quedando mal visto! ¡estigmatizado!".  

Hasta ahí todo iba bien. Pero acto seguido, quizás porque pensó que "estigmatizado" era un concepto demasiado fifí, optó por un lenguaje accesible, gratuito, laico, popular y transformacional, e inflando el pecho viril, mientras hacía con el brazo un gesto de expulsión bastante jurídico, remató encendido de iracundia: "¡FUCHI, CACA!". 

Atiza... 

Bueno, pues me parece que al llegar a esa sentencia final hubo una sinapsis interesante y hasta conmovedora: la frase, inevitablemente pueril, parece haber surgido de la memoria remota, de aquellos tegumentos iniciales, cuando la madre le enseñaba al hijo a mirar a la caca con la debida repugnancia. Esto, como es bien sabido, es importante en esa tierna edad en que los párvulos aún no cobran conciencia de que la caca es caca, y menos aún de que será metáfora de todo lo que uno puede aborrecer, como los seres individualistas, la clase reaccionaria, los escritores conservadores, los seres corruptos y todo lo demás que, foco de infección, núcleo pestífero, atente contra la social higiene. 
Como no es habitual esa elocuencia pueril en la boca de un Primer Magistrado (que optan si acaso, por "mierda") se desató el revuelo previsible. Caca es, a fin de cuentas una palabra canalla, aunque por demás expresiva, con su infantil fonética percutiente y bisilábica, propia de las mentes en formación: ca-ca, un ruido cavernario, elemental, cacofónico, cuya misma enunciación de quijadas quiere ser tan asqueante como mirar caca en vivo. Pero es a partir de ella que se aprende a hablar, a pasar de las quijadas a la lengua y a los labios, a pronunciar la ele láctea que se bebe y la eme que amamanta. "La vida empieza en lágrimas y caca/ luego viene la ma con mama y coco", escribió el caquiento Quevedo hace quinientos años...  
Es inevitable calcular que al convertir "¡Fuchi, caca!" en argumento político y filosófico de Estado, el Primer (y único) Magistrado fortalece el papel de Primer Pedagogo Patrio y Padre Moral de la Patria que siempre se ha asignado. Pero ese papel ahora parece incluir también -ignoro qué tan conscientemente- el rol de la madre que educa al niño pueblo en el valor de la elemental higiene físico-moral. Pues educar en la aversión a la caca es contrato especial entre la madre y la cría, so pena de acabar ambos defraudados o, peor aún, batidos de Freud (de hecho, los corruptos fuchicacos lo son, quizá, porque sus madres no lograron explicarles bien que la caca no es oro...).  
Y tiene también un papel casi divino. ¿Acaso no tuvo que ir el dios hebreo con Ezequiel para decirle que a la hora de hacer pan no hay que emplear como combustible la caca humana sino la vacuna? ¿Acaso el Deuteronomio no da al pueblo instrucción exacta de tapar con tierra el hoyo donde caga? Y, claro está, aquellos que no obedezcan merecerán la pena estipulada en los Profetas: "será polvo su sangre y su piel caca".  
Supongo que algún día habrá un experto repugnante que estudiará estas regresiones coprolálicas al habla infantil y a interpretar el peso formativo de una madre que a veces se aparece en el Salón Tesorería, invocada por su embajadora, y cuya presencia imaginaria goza de tanto prestigio judicial -"los voy a acusar con su mamá"- que a ella se remite a los malvados para que se hagan buenos, y a los torcidos, para que se enderecen.  
Que sea para bien.

'Amartizando' en martes

Resultado de imagen para landing on mars GIF

Viajeros y la interpretación del panorama

Contrastan visiones de Melville y Darwin
 CDMX, 12 febrero 2020, 
Erika Bucio para Reforma. 
 Tanto Herman Melville como Charles Darwin, contemporáneos, visitaron las Islas Galápagos, pero sus impresiones no podrían ser más distintas.  
En su conferencia "Entre el Beagle y Moby Dick: Darwin y Melville en las Galápagos" en El Colegio Nacional, el biólogo Antonio Lazcano contrastó la descripciones antagónicas de sus viajes. 

El naturalista inglés, embarcado en el Beagle, escribe fascinado por la biología y geología del archipiélago, un sitio que despierta en él una "imaginación científica", mientras que el novelista estadounidense ofrece una visión pesimista y sombría de las islas que describe como "antiguos cementerios abandonados".
Los viajes de Darwin en el Beagle duraron cinco años, de 1831 a 1836. Después de esas travesías, de regreso en Inglaterra, jamás volvió a viajar. Sus observaciones despiertan en el joven naturalista la posibilidad del cambio biológico, de la evolución. Recogió sus impresiones de aquella travesía en "Viaje de un naturalista alrededor del mundo". En 1859, publicó su obra cumbre "El origen de las especies". 

Melville se embarcó con 21 años en el barco ballenero Acushnet, en la época en que la industria ballenera era un destino para los jóvenes. Su aventura en en el mar dura pocos años, abandona el barco al parar en las Islas Marquesas. 

El resultado de esa experiencia Melville lo plasmó en sus seis novelas marítimas, cuya obra maestra es "Moby Dick". 

"No puedo encontrar descripciones más antagónicas entre lo que dice Melville y lo que dice Darwin, un gran escritor, un novelista extraordinario y un naturalista científico que cambió para siempre nuestra visión del mundo", expuso Lazcano, quien dirige de manera honoraria el Centro "Lynn Margulis" de Biología Evolutiva en las Islas Galápagos, en Ecuador. 

Para Melville, Moby Dick es el mal encarnado en la naturaleza. Darwin jamás tuvo esa visión, sentenció el biólogo.

lunes, 17 de febrero de 2020