sábado, 27 de agosto de 2016

jueves, 25 de agosto de 2016

El templo: émulo del cielo

 (amplíese)
"Lugar sagrado por excelencia, el templo tenía un prototipo celeste. (...) No  sólo hay un modelo que precede a la arquitectura terrestre, sino que además éste se halla en una 'región' ideal (celeste) de la eternidad. Es lo que proclama Salomón:  
Y dijiste que yo edificaría un templo en tu santo Nombre y un altar en la ciudad de tu morada, a semejanza de tu santo tabernáculo que tú preparaste desde el principio."
-Mircea Eliade, en El mito del eterno retorno
 Hagia Sofía

Acoso nuboso


Cielo crepuscular



Disco de Newton

Omnicromía de la tarde amena...
El alma, a la sordina,
y la luz, peregrina,
y la ventura, plena,
y la Vida, una hada                         
que por amar está desencajada.

Firmamento plomizo.
En el ocaso, un rizo
de azafrán.
Un ángel que derrama su tintero.    
La brisa, cual refrán
lastimero.
En el áureo deliquio del collado,
hálito verde, cual respiración
de dragón.                                     
Y el valle fascinado
impulsa al ósculo a que se remonte
por los tragaluces del horizonte. 

Tiempo confidencial,
como el dedal                                
de las desahuciadas bordadoras
que enredan su monólogo fatal
en el ovillo de las huecas horas.

Confidencia que fuiste
en la mano de ayer                        
veta de rosicler,
un alpiste
y un perfume de Orsay.

Tarde, como un ensayo
de dicha, entre los pétalos de mayo;   
tarde, disco de Newton, en que era
omnícroma la primavera
y la Vida una hada
en un pasivo amor desencajada...

-Ramón López Velarde

miércoles, 24 de agosto de 2016

Más allá de la bóveda celeste

Grabado Flammarion, 1888, París (amplíese)

Hoy cumple años Borges: una asombrosa dificultad

El adivinador

En Sumatra, un hombre quiere doctorarse de brujo. El examinador le pide que adivine si será reprobado o si pasará. El hombre dice que será reprobado...

Fauna


martes, 23 de agosto de 2016

Escalera al cielo (nomás no la meneen)


 
There's a lady who's sure
All that glitters is gold
And she's buying a stairway to heaven
When she gets there she knows
If the stores are all closed
With a word she can get what she came for
Ooh ooh ooh ooh and she's buying a stairway to heaven
There's a sign on the wall
But she wants to be sure
'Cause you know sometimes words have two meanings
(...) 
**********
 ¿De dónde salió el nombre de Led Zeppelin de la banda hirsuta?
 Según cuentan, cierta tarde, el músico Keith Moon junto con el bajista John Entwistle (ambos del grupo Who), se reunieron con Jimmy Page, John Paul Jones y Jeff Beck para grabar un disco LP instrumental: "El Bolero de Beck". La grabación resultó satisfactoria, al grado de que se bromeó con la idea de formar una banda con los ahí presentes. Pero, Keith Moon, mofándose, les bajó el avión enseguida: "la banda se iría en picada como globo de plomo" (lead balloon). Dos años después, Jimmy Page recordó la broma pesada de Moon. Y la asociación de imágenes hizo el resto ¿De qué color es el plomo (lead)? Gris ¿Cómo sería un globo aerostático gris? Hey, un momento: el zepelín que inventó precisamente el alemán Graf Zeppelin era gris. "Pero nosotros no seremos de plomo (lead) -debió de reflexionar Page- para desplomarnos al primer vuelo: seremos la nave que lidere, guíe, conduzca (led) el zepelín".

El disperso barón de Rayleigh/ O ¿por qué el cielo es de color azul?


John William Strutt, 3er Barón de Rayleigh (1842-1919)
El tímido Juanito Strutt, fue un gran físico británico que logró responder la pregunta que todos los niños formulan a sus padres que, ígnaros, prefieren cambiar de tema: "¿por qué el cielo es azul y no, por ejemplo, verde perico o rosa mexicano?". A la muerte de su padre, Juanito Strutt (a) el aStrutto, heredó el título nobiliario de barón de Rayleigh. Por eso, la teoría con la que respondió (y demostró) la dichosa duda infantil sobre el por qué el cielo es azul,  se conoce como la dispersión de Rayleigh, no porque Juanito Strutt fuera disperso y torpe por ser nerd, sino porque dicha demostración científica se refiere precisamente a la dispersión que experimenta la luz al pasar a través de objetos sólidos y fluidos transparentes, pero sobre todo, cuando la luz atraviesa gases como los que hay en la atmósfera que rodea el globo terráqueo. Así, la dispersión de Rayleigh es la que explica cómo la luz solar al cruzar la atmósfera terrestre, tiñe el espacio de azul celeste. Impaciente, cuando le suplicaban al 3er Barón de Rayleigh (a) Juanito el aStrutto, que les explicara a detalle el colorido fenómeno, siempre respondía: 
"el que quiera azul celeste, que lea mis libros". O sea, que le cueste.

Microcosmos

Es grande el cielo
y arriba siembran mundos.
Imperturbable,
prosigue en tanta noche
el grillo berbiquí.

-Octavio Paz, Al vuelo (1), 
en Árbol adentro

Origen celestial

Ilustración de James R. Eads (amplíese)
La unión de Urano (el Cielo) y Gea (la Tierra)

lunes, 22 de agosto de 2016

Chicle y pega


Editorial de Sanlunes/O el fin de los rituales de ocio

Fin de vacaciones
-Manuel Falcón
Se terminaron las vacaciones escolares de verano y de la clase política también. Durante dicho espacio destinado al ocio y la baba, ocurrieron hechos con características propias de un Reality Show, como el cumpleaños-secuestro, filmado en tiempo real, del vástago del Chapo, en Puerto Vallarta (en un restaurante cuyo nombre –La Leche- alertó el instinto de grilla maternal del derrochador Héctor Pablo Ramírez Puga, director de Liconsa). Al mismo tiempo, mientras las dos máximas sectas del fanatismo religioso jalisciense, Atlas y Chivas, dirimían aspectos teológicos en torno al Dios-balón, concluyeron los Juegos Olímpicos de Río (“río y río y no paro de reír”, parece exclamar con la carcajada congelada, el boxeador de bronce de Parral, Chihuahua), junto con las mil y un anécdotas de sobremesa (que si los jueces se aliaron con la delegación china para hacer perder a los deportistas mexicanos; que si equivale a medalla la novia de Alfredo Castillo; que si Peña Nieto debió competir, pues al fin y al cabo la consigna de la delegación nacional fue la de perder... imagen, etcétera). Mientras tanto, en el plano de la realidad mediática, Azcárraga Jean cesaba al gurú de sus noticias: Joaquín López Dóriga, como epitafio simbólico de la televisión comercial “de toda la vida”: aquí yace el monopolio ejecutado por la maldita era digital. Y al mismo tiempo, en plano  simultáneo o nado sincronizado, los maestros (whatever that means) de la CNTE (whatever that means) se colgaban la medalla de oro en estrangulamiento del gobierno: único deporte donde los mexicanos le ganaron a un chino: Chong.
El regreso a clases por ende, será como el despertar de una “cruda” en medio de una cruda realidad: ¿cómo terminar, sin perder más medallas e imagen, el sexenio -o los sexenios, si se incluye e los gobernadores? La clase política vigente enfrenta el reto de realizar el último esfuerzo que legitime su discurso de las “reformas estructurales” (whatever that means), a nivel nacional, y el sentido trascendental (o efímero) del regreso del PRI a nivel estatal, pues no bastará con sólo concluir e inaugurar la Línea 3 del Tren Ligerísimo de tiempos sino ahora, con el amenazante debate intelectual entre el Chapo y el Mencho encima, proporcionar un fin de sexenio tranquilo y firme. Sobre todo cuando las redes sociales permanecen atentas a cualquier mínimo movimiento en cuanto a abuso o exhibición fanfarrona de poder público. “Entramos en la era de las águilas –escribe Gérard Wajcman en El ojo absoluto-. La característica de las águilas es tener los ojos más grandes que el cerebro. Esto no significa que sean idiotas, sino que piensan con sus ojos”. De mejor manera no sería posible describir a los internautas que navegan entre cascadas de imágenes, las 24 horas por 24, en Facebook y Twitter, trasmitiendo, retrasmitiendo, reciclando, copiando, linchando, trolleando y viralizando la realidad, que cada vez es más virtual y menos real.  Así lo ha entendido incluso la jerarquía católica que ya azuza desde su Semanario de la Fe(a costumbre del fanatismo inquisitorial) a las redes místicas envueltas en nubes de incienso, para que vomiten sus entrañas homofóbicas sobre el mandato de la Suprema Corte que autoriza el matrimonio gay (de la costilla de Adán surgió otro Adán; o Eva desposó a la Serpiente), y convocan a movilizarse (el ex secretario de gobierno panista, Fernando Mela Peláez se encuentra entre los conspiradores de la vela digital perpetua) contra el “mal gobierno” (Benito Juárez, para revivir, requiere abrir urgentemente, su perfil en Facebook e Instagram. Se propone contraseña: “el respeto al perfil ajeno…”).

Así pinta pues, el regreso a clases. Más valdrá que los gobiernos tomen nota y traduzcan a conciencia, las múltiples señales y avisos (apocalípticos y crípticos) simbólicos, en apariencia banales, que han ocurrido durante las vacaciones de verano. A las tribus tapatías les corresponde simplemente estar atentas a la obra más trascendental de la historia de Guadalajara: la restauración de la Minerva. A nivel nacional, conviene asegurase de si ya regresó La Gaviota de Miami. Y todo lo anterior, si la CNTE no dispone otra cosa.

domingo, 21 de agosto de 2016

Ritual jíbaro

Joaquín L. Dóriga- Why the 'rito'?

Goloso


Inefable