martes, 8 de marzo de 2011

Apuntes sobre un Día

El Día Internacional de la Mujer no es un día festivo de corte sentimental (¡fuego a discreción de flores y chocolates, corazones de plástico y tarjetas con 'pensamientos' en cursi-cursivas!) como el de San Valentín o el Día de la Madre; se trata más bien de un día político, pues tiene su origen en la lucha de las costureras de Nueva York que se manifestaron para exigir mejores condiciones laborales un 8 de marzo de 1857. Establecer un día de la mujer fue así, para insistir en un concepto más amplio: la igualdad de condiciones entre hombres y mujeres (que ahora se denomina "equidad de género"). E igualdad no sólo de derechos laborales, sino de derechos humanos: de libertad de expresión, de asociación, de educación, de vida sexual, de independencia económica. Los y las tradicionalistas que enarbolan el discurso de la diferencia sexual biológica ("la mujer no es igual al hombre: es su complemento": la clavija y el enchufe) se han dedicado incluso a distorsionar el sentido de la palabra "feminista" hasta reducirlo a sinónimo de bola-de-viejas-amargadas. Hay además, un retorno a las posturas ultraderechistas donde no caben mujeres no casadas ni sin hijos, ni gays ni travestidos. A coger como Dios manda y a reproducirse como conejos. Por eso el Día de la Mujer es sobre todo para recordar la propuesta feminista del concepto de género. ¿Cuál es este? El que sitúa el sexo no en dos casilleros como el INEGI o dos iconos en la puerta de los baños del restaurante, sino el sexo como una construcción social, cultural e histórica; el género no se define con el azul y el rosa, sino como un dispositivo simbólico del sistema patriarcal que indica a la mujer, en cada momento de su vida, la posición que debe tener. Como bien señala Bourdieu:

"Por ser principio de la dominación masculina, el orden simbólico androcéntrico permite constatar que el orden social funciona como una inmensa maquinaria simbólica que tiende a ratificar la dominación masculina y la inferioridad y exclusión de la mujer. Tal asimetría fundamental, la del sujeto y del objeto, la del agente y el instrumento, es la que se establece entre el hombre y la mujer en el terreno de los intercambios simbólicos, en la producción y reproducción del capital simbólico que produce el mercado matrimonial, fundamento de todo el orden social desigual"
(en "La dominación maculina").

El concepto de género entonces, es un concepto político, de poder, pues insta a reconocer que la desigualdad de condiciones y oportunidades entre hombres y mujeres no surge de modo natural ("eres vieja, ergo, lava los platos"; "haz como que estudias mientras te casas"; "los hombres en la cocina huelen a caca de gallina, lo digo yo, que soy gallina"; "¿todavía no te has casado, no serás lesbiana?"; "una mujer sin hijos no es una mujer realizada, mírame a mí, hija, que me realicé doce veces y ya no hallo la puerta para huir de tu padre"; "¿quieres saber si salgo con otras; o sea, quieres que te quite la camioneta y las tarjetas de crédito, ingrata?"; "si vas a trabajar, te me quitas esa minifalda y te pones el modelito de la Luz del Mundo"; "no me has dado ni un hijo, ¡puras viejas! ¿A quién le pongo mi nombre: al perro?"). El concepto de género indica que no es la biología o la diferencia genital, la que genera naturalmente la inferioridad de la mujer, sino las múltiples formas de control y opresión masculina las que la generan culturalmente. En ese sentido, resulta un pleonasmo hablar de "violencia de género". Esa surge en la cuna. Y conviene recordar que el machismo no sólo toma por asalto la mente de la mujer sino, sobre todo, su cuerpo. El Día de la Mujer es también así, ocasión para recordar su derecho a ser dueña y soberana de su propio cuerpo, como lo es el hombre respecto al suyo. Ni el cardenal Sandoval ni el gobernador emily tienen nada qué opinar, por ejemplo, sobre "el derecho a la vida" (¿por qué mejor no hablan de su cuestionable derecho a su lujoso tren de vida?) que prioriza la vida del feto sobre la vida de la mujer, que los ultraconservadores ven como mero envase. Las mujeres tienen prioridad en cuanto a la decisión de convertirse en madres, pues la gestación es un proceso que ocurre dentro de sus cuerpos y son ellas por ende, quienes tienen todo el derecho de interrumpir dicho proceso en caso de que interfiera con su proyecto de vida. Si cuando un hijo nace por accidente, el hombre puede huir sin mayor condena social, ¿por qué la mujer ha de quedar presa en su propio cuerpo embarazado? Y cual fatalidad de telenovela mexicana, la mujer de mentalidad machista o colonizada patriarcalmente, dejará resbalar una lágrima por su mejilla: "el bebé quiere vivir" ¿Cuál? Si son células embrionarias (en el momento en que descubre la preñez). Por tanto, el Día de la Mujer es para recordar que ningún hombre tiene la propiedad privada del cuerpo de la mujer ni mucho menos, injerencia en el derecho a decidir sobre los procesos internos de su cuerpo.
El Día Internacional de la Mujer es finalmente, la toma de conciencia de que por el sólo hecho de ser mujer -como los gays, como las lesbianas-, la suya es una postura de oposición, de contracultura.
Evacuación de asentamiento israelí (foto: Oded Bality)

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Jaliscu, la tierra donde el siglo XVIII aún no acaba y único lugar en el mundo occidental donde la Reforma nomás fue noticia pasajera venida de lugares bien reteharto remotos (como la capital) onde las gentes son bien sabe qué modo

Por cierto ¿Alguien recuerda haber sido consultad@ acerca del rechazo "unánime" a la ley de la despenalización del aborto en esta entidad?

Anónimo dijo...

La mujer tiene el derecho a decidir si tiene uno o más hijos. el hombre tiene el deber, y el placer de apoyarla, y hacer de sus hijos ciudadanos satisfechos y responsables. Las condiciones para un embarazo, y para una vida nueva, tienen que ser óptimas, y aquí, todos, incluyendo clero, gobierno y sociedad,tendremos que unificar esfuerzos para pasar de las palabras a los hechos y hacer porque tales condiciones estén dadas.

Anónimo dijo...

Mujer de fuego, de agua, de tierra y de soplo divino, Mujer, espejo de mil lunas, de solsticios, de sueños y de penumbras.
La sabiduría femenina en eterno samsara danzando en el tiempo..
BV

Anónimo dijo...

Llama la atención la falta de participación de la mujer en un día que se le ha dedicado de manera internacional, simplemente callan, no aprovechan para expresarse, para hablar de sus derechos, de sus inconformidades, de sus tareas, de la injusticia a la que son sometidas,del abandono y discriminación de la que aun son objeto ...¿ya se han acaso acostumbrado a su estilo de vida?

Anónimo dijo...

Ten preparada una comida deliciosa para cuando él regrese del trabajo. Especialmente, su plato favorito. Ofrécete a quitarle los zapatos. Habla en tono bajo, relajado y placentero.Prepárate: retoca tu maquillaje, coloca una cinta en tu cabello. Hazte un poco más interesante para él. Su duro día de trabajo quizá necesite de un poco de ánimo, y uno de tus deberes es proporcionárselo.Durante los días más fríos deberías preparar y encender un fuego en la chimenea para que él se relaje frente a él. Después de todo, preocuparse por su comodidad te proporcionará una satisfacción personal inmensa.
Minimiza cualquier ruido. En el momento de su llegada, elimina zumbidos de lavadora o aspirador. Salúdale con una cálida sonrisa y demuéstrale tu deseo por complacerle. Escúchale, déjale hablar primero; recuerda que sus temas de conversación son más importantes que los tuyos. Nunca te quejes si llega tarde, o si sale a cenar o a otros lugares de diversión sin ti. Intenta, en cambio, comprender su mundo de tensión y estress, y sus necesidades reales. Haz que se sienta a gusto, que repose en un sillón cómodo, o que se acueste en la recámara. Ten preparada una bebida fría o caliente para él. No le pidas explicaciones acerca de sus acciones o cuestiones su juicio o integridad. Recuerda que es el amo de la casa. Anima a tu marido a poner en práctica sus aficiones e intereses y sírvele de apoyo sin ser excesivamente insistente. Si tú tienes alguna afición, intenta no aburrirle hablándole de ésta, ya que los intereses de las mujeres son triviales comparados con los de los hombres. Al final de la tarde, limpia la casa para que esté limpia de nuevo en la mañana. Prevé las necesidades que tendrá a la hora del desayuno. El desayuno es vital para tu marido si debe enfrentarse al mundo interior con talante positivo.Una vez que ambos os hayáis retirado a la habitación, prepárate para la cama lo antes posible, teniendo en cuenta que, aunque la higiene femenina es de máxima importancia, tu marido no quiere esperar para ir al baño. Recuerda que debes tener un aspecto inmejorable a la hora de ir a la cama... si debes aplicarte crema facial o rulos para el cabello, espera hasta que él esté dormido, ya que eso podría resultar chocante para un hombre a última hora de la noche. En cuanto respecta a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente la necesidad de dormir, que sea así, no le presiones o estimules la intimidad. Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas
podido experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes. Es probable que tu marido caiga entonces en un sueño profundo, así que acomódate la ropa, refréscate y aplícate crema facial para la noche y tus productos para el cabello. Puedes entonces ajustar el despertador para levantarte un poco antes que él por la mañana. Esto te permitirá tener lista una taza de té para cuando despierte.Sacado de "Economía doméstica para bachillerato y magisterio" Sección Femenina 1958. Les faltó una bien linda, chúpasela siempre que el quiera, poniendo cara de que te fascina, aunque te esten dando unas terroríficas de tan adentro que te la mete.

Anónimo dijo...

Hoy en el camión ví a una mujer chunda y fodonga desgreñando a su hija de 7-8 años porque "andaba de enfadosa".

Si así empieza su vida una mujer ¿Por qué se habría de extrañar esa niña de que en unos años después la desgreñe su novio, su marido ó su patrón?

ELHIJODESUMADRE dijo...

Miércoles, 09 marzo 2011.- El Ayuntamiento de Huatulco prohibió el uso de minifaldas, pantalones ajustados y escotes entre todo el personal femenino que trabaja para la administración.


Mediante el oficio LEHH/0078/2011 el jefe de Recursos Humanos del cabildo, Luis Enrique Hernández Hernández, dio a conocer la nueva disposición de vestimenta para las mujeres que forman parte de la gestión del perredista Lorenzo Lavariega.

"Los zapatos deberán ser cerrados y de preferencia con tacón, debiendo evitar sandalias y zapatos deportivos", se especifica en el texto.

Además indica que "el largo de la falta se considera correcto a la altura de la rodilla como mínimo, y en el caso de los pantalones se pide evitar llevarlos demasiado ajustados o cortos".



Las nuevas medidas que adoptó el ayuntamiento de Huatulco también limitan el uso de camisas y blusas blancas, en las que debe "evitarse la transparencia, los escotes".

En la sesión del Pleno de la Cámara de Diputados la diputada Margarita Liborio (PRI-Oaxaca) denunció al alcalde de Huatulco de tomar decisiones contra las mujeres que laboran en la alcaldía.

En el Día Internacional de la Mujer, dijo Liborio, la Cámara de Diputados debe dirigir un extrañamiento a ese alcalde que agrede a las empleadas de la comuna, señaló la priista.

BEAI dijo...

Anónimo 4:¿Cómo quería que viniéramos a comentar cuando estábamos en plena pachanga por nuestro día?

Anónimo 3: Veo que su inspiración también visita otros ciberpredios.

misión imposible 007 dijo...

El "hijo de su madre" que escribió lo que escribió, es el vivo ejemplo,de que mientras algunas mujeres se van a celebrar el puro membrete convencional de "su día de la mujer", otros, como él, se van a la esencia, a señalar y denunciar, lo que realmente es importante, y supongo que si firma "el hijo de su madre",pues es de género masculino, y eso es a lo que apunto,que son los hombres los que más están reivindicando los derechos de las mujeres y, después de esto, puedo anticipar la posible reacción de algunas feninistas intelectuales, a ellas les digo: no se molesten, simplemente,si no lo han hecho, hagan algo por cambiar su situación, ¡muévanese,denuncien, exigan lo que les corresponde! Una vez leído este mensaje no se autodestruirá !será borrado para evitar lastimar las susceptibilidades!

BEAI dijo...

Misión Imposible, veo que aún no te has autodestruido...No cabe duda que en la narrativa somos una cosa y en los hecho, otra:

Te cito, "¡muévanese,denuncien, exigan lo que les corresponde!"

Nomás te faltó terminar la frasecita con un ¡Arre mulas!

misionimposible dijo...

Ya me autodestruí brujilda, agghhhh!!! sólo una cosa, más,aggh!! yo, nunca tuve la intención de arrear mulas,aggh!